¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Jóvenes del Sínodo: Jesús jamás rechazó a nadie y el Papa tampoco

Antoine Mekary/ALETEIA
Comparte

Entrevista a dos jóvenes representantes de América Latina en el pre-sínodo sobre la fe y el discenimiento vocacional: Noemí Sanches del Mov. Focolares y María de la Macarena Segui de Scholas

El papa Francisco ha abierto este lunes 19 de marzo de 2018 el pre – sínodo en el que participan por primera vez 300 jóvenes de todo el mundo reunidos durante una semana (19-24 de marzo) en el Pontificio Colegio Internacional María Mater Ecclesia. Hoy, el Papa les ha acogido y respondió a sus preguntas. Aleteia estuvo allí y encontró a dos jóvenes representantes del ‘Continente de la Esperanza’, ambas mujeres, empeñadas en el ‘apostolado de la escucha’ y la ‘cultura del encuentro’.

Noemí Sanches, 28 años, nacida en Brasil, Mato Groso do Sul. Padre brasileño y madre paraguaya. Ha crecido en la frontera con Paraguay, por lo tanto siente que siempre ha vivido en una cultura híbrida. Se ha graduado en Ontología Trinitaria en el Instituto Universitario de Sophia (Loppiano). Actualmente está haciendo el doctorado en Filosofía en la Universidad de los Estudios de Perugia, Italia.

Noemí Sanches del Mov. Focolares, representante de América Latina en el Sínodo (19-24 marzo 2018) sobre jóvenes, fe y discernimiento vocacional.

P – ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del discurso de apertura del pre-Sínodo del Papa Francisco?

R- Me conmovió mucho cómo él nos habló realmente, cara a cara. Como un amigo cercano, diciéndonos: ‘Mira, digan todo lo que tengan que decir de su experiencia, pero también con humildad. Además, con esa picardía latinoamericana de ser ‘cara dura’. Escuchando y dejándose corregir. Porque eso es lo que venimos a hacer acá en el Pre-Sínodo para jóvenes. La palabra sínodo es un camino y camino lo hacemos juntos; nos equivocamos juntos, lo corregimos juntos.

El Papa nos dijo: ‘Ustedes como jóvenes tienen tanto que dar, pero también tienen que escuchar. Nosotros les escuchamos, ustedes nos escuchan. Pero hablen, digan. Vivan este amor que es cercanía. Nosotros los acogemos, queremos ser cercanos a ustedes’. Y obviamente, es una invitación a que nosotros (los jóvenes) también seamos cercanos’. Él habló como Iglesia. […]Nosotros también, los jóvenes, tenemos que dar un paso hacia esa cercanía de la Iglesia. Ser recíprocos”.

P- Francisco también ha pedido que hagan críticas. ¿Qué crítica trae usted para la Iglesia?

R- Quizá el dogmatismo […]y volver a su esencia original. O sea, todos los dogmas tienen una profundidad increíble, entonces ver en profundidad de dónde partió y juntos reactualizar eso y vivir con autenticidad. No con meras palabras, meras frases sino realmente entender el sentido profundo de la vida y de la experiencia de Dios que está debajo de todo. Yo creo que esa es la crítica más fuerte que los jóvenes tienen hoy en día hacia la Iglesia, la Iglesia jerárquica sobre todo, pero además de eso, quieren esa cercanía – decía él – de la Iglesia[…]. Es una cosa profunda, yo creo también ontológica del ser, en el sentido que somos más jóvenes y ellos son más grandes. (Los mayores ) tienen algo que decir porque también fueron jóvenes. Entonces encontrar ese diálogo, ese instrumento que pueda acercarnos y complementarnos.

P- Sabemos que aquí en el sínodo se acogen a jóvenes musulmanes y de otras religiones también. ¿Qué opina sobre las críticas que hacen al papa Francisco precisamente por la apertura a otras religiones, por ejemplo; musulmanes, etc.?

R- Yo creo que esas críticas son infundadas. Me duele mucho ver sobre todo que vienen de parte de gente que dice que es de la Iglesia. Un cristiano no diría eso. Jesús jamás rechazó a nadie, al contrario siempre abrazó a todos y los amó con amor de hermano, de amigo, de hijo y de padre. Siendo hijo acá del Padre eterno, siendo también padre nuestro. Nosotros estamos llamados a la unidad, estamos llamados a encontrar este Dios que es de todos y está en todas la religiones, se ha manifestado en todas las religiones y tenemos cosas en común, tenemos muchas cosas en común, tenemos que mirar más bien eso, antes que las diferencias.

Porque cuando miramos las cosas en común, las diferencias no existen, son secundarias. El amor es más. Un verdadero cristiano, y el Papa es un verdadero cristiano, ve eso y quiere vivir eso. Y sólo quien hace experiencia lo entiende y le da la razón. Así que tenemos también que salir de nuestra zona de confort y arriesgarnos a conocer el diverso, a complementarnos, a enriquecernos del otro, a ser más nosotros siendo más también el otro.

María de la Macarena Segui de Scholas, joven, presentante de América Latina en el Sínodo de los Obispos (19-24 marzo)

María de la Macarena Segui, 29 años, joven miembro de SCHOLAS OCCURRENTES (Fundación Pontificia Scholas Occurrentes) aseguró que su labor de educadora le viene de una vocación especial y de servicio. Precisamente, el Papa ha remarcado la vocación del trabajo de Scholas de ayudar a los jóvenes a tener una sintonía entre los tres lenguajes: la cabeza, las manos y el corazón. La coherencia entre lo que se piensa, se siente y lo que se hace.

P- ¿Qué es lo que más le llamó del discurso del papa Francisco?

R- A mí me gustó mucho que utilizara la palabra, que tuviésemos coraje. Justo se lo dije recién a otra persona, para mí esa palabra trae de la mano la palabra, responsabilidad. Que no es vengan, digan lo que quieran porque sí. Con coraje, hay que ser responsables, hay que animarse. Bueno hay que hacerlo así, responsablemente, entonces me gustó mucho eso. Y me gustó mucho verlo entre la gente, entre su pueblo, como un padre de parroquia. Ahí, sacándose fotos con todos, riéndose. Hola padre, le dije yo porque soy así y me dio un abrazo. Bueno así, como un sacerdote más.

P- ¿El discurso del Papa le ha cambiado la idea que tenías hecha del Sínodo?

R- “A mí lo que me cambió fue encontrarme con chicos de tantos lugares distintos. Sabía que iba a pasar, pero en el momento del encuentro, y vernos todos tan distintos y verlo a él entre todos nosotros, me cambió. Sus palabras siempre son de aliento, siempre son de hacer lío y siempre son de llamarnos a tener mucho coraje. Así que, sí, siempre para adelante con él”.

P-¿Usted cree que haya una representación efectiva de los jóvenes (300 de cinco continentes) en este pre-sínodo?

R- “Sí, yo creo que sí. Llegué ayer a las 7 de la mañana y la primera persona con la que me encontré era una chica musulmana y nos pusimos a conversar. Venía de Indonesia y después llegaron otros chicos de África y bueno ya fue suficiente, por lo menos, para ver que habían distintas culturas, y después al momento de ponernos a conversar ya hay distintas experiencias que eso hace que haya representatividad. Entonces, me parece que sí”.

P- ¿Te hiciste selfie con el Papa?

R- No, no. Me gustó la situación de verlo entre la gente. Disfruté mucho de eso.

P- Bueno ánimo con el trabajo.

R- Bueno, muchas gracias.

[Con la colaboración de Claudia Soberón]

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo