¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

¿Por qué Costa Rica es el país más feliz de América Latina?

Michael Summers-(CC BY-NC-ND 2.0)
Comparte

The World Hapinnes Report muestra los datos de la felicidad de los Estados

¿Cómo se mide lo que no tiene medida? ¿Es posible captar la felicidad de un Estado? The World Happines Report (El Reporte Mundial de la Felicidad) realizado cada año desde 2012 por la New Economics Foundation –con la participación de la ONU– cree que sí es posible.

Los indicadores del reporte anual de la felicidad de los Estados incluye la evaluación de 156 países de todo el planeta en esperanza de vida, bienestar, impacto ambiental, desigualdad apoyo social, corrupción, entre otros.

En el Reporte Mundial de la Felicidad 2018, el Estado más feliz es Finlandia quien, desbancando a la vecina Noruega (primer lugar en 2017), alcanzó por primera vez este puesto.

De hecho, los tres primeros lugares del Reporte en 2018 son los tres países nórdicos: Finlandia, Noruega y Dinamarca. El otro país nórdico, Suecia, ocupa el noveno lugar, mientras otro país del Atlántico Norte, Islandia, ocupa el cuarto sitio. Luego le siguen Suiza, Países Bajos, Canadá, Nueva Zelandia y Australia.

¿Y en América Latina?

En Latinoamérica (y en todo el Continente Americano) es Costa Rica el primer lugar en los índices de felicidad. En el “ranking” mundial, el pequeño país centroamericano ocupa el lugar número 13, cinco lugares arriba incluso de Estados Unidos, que ocupa el puesto 18.

México es el segundo país más feliz de la región, con el lugar 24 de la lista. Le sigue Chile (25), Panamá (27), Brasil (28), Argentina (29) y Guatemala (30). Otros cinco Estados de la región figuran en la primera cincuenta de la clasificación general: Uruguay (31), Colombia (37), El Salvador (40), Nicaragua (41) y Ecuador (48).

Es importante señala que en los que se refiere a Latinoamérica, no obstante la situación general de la región no es de bonanza económica, el Informe destaca que los latinoamericanos son felices entre otras cosas, porque valoran más que otras regiones las relaciones familiares y las relaciones sociales.

¿Por qué Costa Rica es el número uno de la región?

Por quinto año consecutivo, Costa Rica ocupa el primer lugar entre los Estados de Latinoamérica. De hecho, ha ascendido con respecto a 2017, cuando era el lugar número 14 en el “ranking” mundial de la felicidad.

Costa Rica ha hecho un gran esfuerzo e inversiones significativas en cuestiones laborales; facilidad para hacer negocios, derechos laborales, libertad individual y se encuentra entre las economías latinoamericanas más competitivas. Además, tiene una economía –principalmente turística y cafetalera—basada en pequeñas empresas.

El país centroamericano cuenta con una envidiable estabilidad democrática. Uno de los factores que llaman la atención es que al no tener Ejército (desde 1948) ha decidido invertir los fondos militares en crear un buen sistema de seguridad social y elevado hasta el 8 por ciento de su Producto Interno Bruto en gasto educativo.

Finalmente, es un país muy avanzado en lo que concierne a la protección del medio ambiente con la aprobación, desde hace más de dos décadas, de leyes de “cultura verde” que protegen bosques y zonas de biodiversidad, agua y recursos naturales, y propician un modo de vida amigable con la ecología.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo