Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

¿Un Día Mundial de Cristianos de Oriente?

CHRISTIANS IRAQ
Jean-Matthieu GAUTIER I CIRIC
Qaraqosh, Irak.
Comparte
Comenta

Proponen que sea el 25 de marzo

El próximo 25 de marzo, la asociación católica francesa L′Œuvre d′Orient ha propuesto organizar una jornada dedicada especialmente a la comunidad cristiana de Oriente Próximo. Con motivo de la festividad del Domingo de Ramos, esta asociación invita a todos los cristianos a rezar por la paz en Oriente Próximo.

L′Œuvre d′Orient se fundó en 1856 con el propósito inicial de ayudar a la población infantil de Líbano. Dos años más tarde, el papa Pío XI reconoció la asociación como obra de la Iglesia. Tras 160 años de existencia y bajo la protección del arzobispo de París, continúa prestando asistencia a la comunidad cristiana de Oriente.

Para monseñor Ignacio José III Younan, patriarca de la Iglesia católica siria de Antioquía, la organización de un día como este es «muy importante para los cristianos» de Siria, Líbano, Irak o incluso Egipto. El prelado subraya la felicidad que supondría para la población cristiana de estos países saber que los cristianos, «sobre todo los de Francia», rezarán durante esta jornada para que «la paz reine en Oriente Próximo».

Por una mayor comunión entre cristianos 

La iniciativa que presenta L′Œuvre d′Orient abre la puerta a la creación de un “Día Mundial de Cristianos de Oriente”. En efecto, se trataría de una oportunidad para alertar al mayor número de personas sobre la situación dramática que viven familias enteras.

Esta jornada de cristianos de Oriente, que estará “bajo la mirada de María”, es un día festivo en toda la región de Oriente Próximo, según se especifica en un comunicado de la asociación. De hecho, si los católicos celebrarán la llegada gloriosa de Cristo a Jerusalén, la comunidad ortodoxa, por su parte, recordará la Anunciación.

En Líbano, el día 25 de marzo cobra una importancia especial, puesto que la fiesta de la Anunciación, celebrada por todos los cristianos, se ha convertido oficialmente en “la fiesta nacional colectiva islamo-cristiana” para los libaneses de todas las religiones.

En todas la comunidades donde L′Œuvre d′Orient ofrece asistencia, es decir, en Irak, Siria, Egipto, Líbano o incluso en Tierra Santa, pero también fuera de Oriente Próximo, se leerán los propósitos de las oraciones. En este día, bajo la mirada de la Santa Virgen, se deberá mantener una mayor comunión entre los cristianos de todo el mundo.

¿Qué se puede hacer concretamente el 25 de marzo?

Todo el mundo está invitado a participar en esta jornada en la que los corazones deben unirse, de una forma más intensa que de costumbre, al sufrimiento de las poblaciones cristianas en Oriente Próximo.

Además de la oración personal, la asociación propone asistir a la parroquia habitual para este acontecimiento. Intercambiar unas palabras con el cura, por ejemplo, o murmurar una voluntad en relación con la oración universal. Y si se encuentra cerca de una comunidad oriental, puede acercarse a conocerla mejor.

El 25 de marzo se deben fomentar los encuentros entre los cristianos de Oriente y Occidente. ¡Aprovechemos la ocasión!

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.