¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

La Virgen que se salvó del fuego el día en que casi arde Uruguay

VIRGIN
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Sucedió en el Cerro del Verdún, uno de los sitios de peregrinación más famosos del país sudamericano

Bastaba ver el índice de riesgo incendio forestal para que la alarma se expandiera por todos lados. Uruguay estaba “teñido de rojo” y los incendios forestales comenzaron a transformare no solo en una amenaza latente, pues en varios lugares se necesitó de la rápida atención de Bomberos.

 

 

Pero uno de los casos más emblemáticos se dio en el Cerro del Verdún, una elevación natural de poco más de 300 metros de altura ubicado en la localidad de Minas, departamento de Lavalleja, un pintoresco lugar a unos 120 kilómetros de la capital de Uruguay, Montevideo.

En lo más alto del cerro se encuentra ubicado el Santuario de la Virgen del Verdún y una imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción inaugurada en el lugar a comienzos del Siglo XX.

Subir a la cima del cerro y llegar hasta los pies de la Virgen se ha transformado en una de las peregrinaciones más famosas de Uruguay y año a año, cada 19 de abril, se transforma en un evento de suma fe y devoción.

Es por ello que el fuego que arrasó casi 300 hectáreas en la zona llegó también hasta los pies de la Virgen, pero no fue más allá.

FIRE
Twitter Ejercito del Uruguay

Otro de los hechos curiosos de este acontecimiento tuvo que ver con el rol que jugó el obispo de Minas, Jaime Fuentes, quien hizo las veces de reportero durante las horas más complejas del incendio. El obispo a cada instante se ocupó de agradecer la labor de los bomberos y el Ejército Nacional.  Hasta lanzó un incansable pedido de oración para que no pasara a mayores.

 

Y así sucedió… Con el correr de las horas el fuego logró ser controlado e incluso generó un alivio general el hecho de que no alcanzara a la Virgen, que tuvo el incendio a sus pies, pero sin mayores consecuencias.  

Luego de un arduo trabajo que llevó más de tres días y la colaboración de cientos de personas, se informó que la causa del incendio tenía que ver con un descuido humano. La falta de agua, las características de lugar (repleto de montes de pintos y nativos) al igual que sequía que sacude a gran parte del país desde hace varias semanas colaboraron para que sucediera todo esto.

 

De esta manera, para muchos lo acontecido quizás sea recordado como una consecuencia más de una ola de calor que se instaló por varias horas en el país sudamericano y que hacía que cualquier descuido se transformaba en amenaza. Pero para otros -principalmente aquellos que tienen al cerro del Verdún como lugar de peregrinación habitual-  todo esto tal vez quedará en la memoria como la Virgen que se salvó del fuego en días en que “casi arde Uruguay” por el alto índice de riesgo de incendio forestal (Índice de Nesterov, ver, por ejemplo, página Instituto Uruguayo de Meterología el día 10 de marzo) que disparó por varias horas todas las alertas.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones