Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La botella de ginebra y su mensaje… que permaneció 132 años en el mar

BOTTLE
Comparte

El mensaje en una botella más antiguo del mundo

El 12 de junio de 1886 el capitán de una nave tiraba una botella de ginebra holandesa al mar en la cual había dejado una nota. Siglos después una familia australiana encuentra la botella en una playa del sudoeste de Australia. Se trata de la nota más antigua encontrada.

Según explica Tony Ilman a la cadena australiana ABC iban caminando por las dunas de la isla Wedge, situada a unos 180 kilómetros al norte de Perth, y  de pronto vieron una “bonita botella vieja”. Se la llevaron a casa y cuando la abrieron vieron que había un papel escrito en alemán.

Tras contactar con el Museo de Australia Occidental y el arqueólogo marítimo Ross Anderson consiguieron desvelar el misterio. Compararon la nota con el registro de navegación de un navío “Paula” y sorprendentemente todo encajó: “Increíblemente había una entrada del 12 de junio de 1886 en el que el capitán registraba que se había arrojado una botella por la borda”, explicó Anderson, y precisó que “la fecha y las coordenadas correspondían exactamente a la información en el mensaje”.

Según muestran los expertos el Observatorio Naval Alemán efectuó experimentos entre 1864 y 1933 para entender las corrientes oceánicas. El experimento consistía en arrojar al mar botellas de ginebra holandesa con un mensaje en el que se registraba la fecha, las coordinadas del barco y los detalles de su ruta. En el reverso se pedía la devolución de la nota al Observatorio Naval Alemán.

Es lo que Tony Ilman y su familia han hecho. 132 años después la botella de ginebra holandesa arrojada desde el navío “Paula” ya ha llegado a su destino. Habría que saber por donde fue y que hizo durante este tiempo. Estos datos el experimento del siglo XIX no lo han podido monitorizar.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.