¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

7 datos curiosos sobre las canas

WHITE HAIR
larsz - Shutterstock
Comparte

Es imposible que a María Antonieta se le haya puesto el cabello gris de la noche a la mañana pero Barack Obama sí podría convertirse en una prueba de que el estrés sí las causa

1. De dónde vienen

Las canas aparecen cuando, por herencia o envejecimiento, las células encargadas de producir melanina (pigmento que le da color al cabello) dejan de funcionar adecuadamente o desaparecen. Asimismo, un reciente estudio asegura que a veces es el mismo cabello es el que se blanquea de adentro hacia fuera porque, con el pasar de los años, las fibras capilares incrementan su producción de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y las enzimas encargadas de catalizarlo van reduciéndose y no permitiendo la producción de melanina.

2. Dime tu raza y te diré cuándo tendrás canas

Cuando naces, ya tu cuerpo está programado para cuándo te saldrán las canas y de qué manera. Pero además del factor familiar, también está tu raza. Si eres caucásica, será a partir de los 30 aproximadamente; si eres asiática, los 40; y si eres afroamericana, los 50.

WHITE HAIR
Eugenio Marongiu - Shutterstock

3. Si te arrancas una, no te saldrán tres más

Esto es un mito falso que se ha popularizado. Hay que entender que cada hebra de cabello nace de un folículo capilar, así que si arrancas una cana, es todo lo contrario, puedes mas bien dañar tu folículo y provocar que más nunca vuelva a nacer cabello allí.

4. ¿El estrés las causa?

Ver una foto del ex presidente Barack Obama en su primer día de mandato Vs. el último es prácticamente asegurar que las preocupaciones extremas pueden ponerte la cabeza gris; sin embargo, todavía no existe una prueba científica válida que establezca una relación directa. Lo más cercano es un estudio realizado en el 2011 por el ganador del Premio Nobel, Robert Lefkowitz, que descubrió que cuando una persona es sometida a un desgaste de energía por estrés prolongado, se puede dañar su ADN y, por tanto, ocasionar un envejecimiento prematuro.  No obstante, esto no es algo que ocurre de un día para otro como el famoso mito de que a María Antonieta de Francia se le puso el cabello gris la noche antes de ser decapitada (probablemente simplemente se quitó su peluca).

WHITE HAIR
stockfour - Shutterstock

5. Se le está buscando una cura duradera

Así como un grupo de científicos quiso encontrar la cura al vitíligo (una enfermedad que tiene que ver con la pigmentación de la piel), también hay otros que están trabajando para encontrar una manera de acabar con la aparición de las canas de una forma definitiva (y así darle fin a la esclavitud de muchas con los tintes).

6. ¿Te falta vitamina B?

Si tienes menos de 35 años y tienes muchas canas, independientemente de tu genética, probablemente tengas una baja de vitamina B, particularmente el complejo B5  (ácido pantoténico). Realízate un examen médico y, de confirmarse esto, consulta con tu doctor qué pastillas y alimentos debes consumir.

7. Seguirán de moda en el 2018

El “cabello de abuelita” fue una de las mayores tendencias del 2017 y continuará este año. Sólo tendrá una ligera modificación y es que en lugar que las mujeres se tiñan su cabello de gris opaco, sea de un tono más metalizado, bien sea con unas cuantas mechas o toda la cabellera para las más osadas.

Definitivamente, es curioso que mientras unas luchan contra sus canas porque las ven como señal de envejecimiento, algunas optan teñirse su melena de blanco o gris por moda y otras simplemente han decidido dejar de teñirse el cabello como un acto liberador y para recordar, como era antiguamente, que las canas son también señal de sabiduría y de muchas historias y aprendizajes que contar.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.