¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El secreto de la Señora Frances

Comparte

Celadora de 77 años tiene un secreto - cuando el equipo escolar descubre la verdad, es confrontada frente a toda la escuela

Cuando hacemos todo en la vida con cariño y amor, tarde o temprano seremos recompensados.

Frances Buzzard tiene 77 años y trabaja desde hace mucho tiempo como celadora en la Belle Elementary School, en Virginia Occidental. Al principio, todos pensaban que era sólo una funcionaria más. Sin embargo, ella fue más allá de sus obligaciones, y empezó a hacer cosas que no eran de su competencia, como pulir los muebles.

El equipo escolar no tardó en enamorarse de la personalidad y empeño de aquella mujer.

Sin embargo, Frances mantuvo un triste secreto durante varias décadas, sin que nadie desconfiara nada. Cuando el director vio su ficha, él no tuvo más alternativa que confrontar a Frances con lo que había descubierto. Fue cuando la anciana se dio cuenta que, no importa cuántos años pasen, los secretos siempre se descubren.

Youtube – Charleston Gazette-Mail

La “Señora Frances”, como es conocida por los alumnos y funcionarios, quedó sorprendida cuando le pidieron que se dirigiera a la cafetería. Había una actuación en marcha, entonces ella pensó que tal vez los niños necesitaban que ella limpiara el suelo.

Sin embargo, cuando Frances entró en la cafetería, más de 200 estudiantes gritaron: ¡SORPRESA!

Frances cumplía 77 años, algo que es digno de celebración. Pero la ocasión era aún más especial de lo que pensábamos pues esa fue la primera fiesta de cumpleaños de su vida. Este triste secreto fue descubierto por el director, que pensó ya era hora de organizarle la fiesta que esta buena mujer se merece.

Frances creció en una familia pobre y no se acuerda de haber tenido una fiesta de cumpleaños adecuada. En esa época, su familia simplemente no celebraba los cumpleaños ni la Navidad. “Yo no me acuerdo de nada. No hacíamos cosas así, ni tampoco teníamos fiestas de Navidad. Comíamos frutas y nueces cuando se podían comprar”.

Youtube – Charleston Gazette-Mail

Todos los alumnos le cantaron el Cumpleaños Feliz, y Frances se emocionó. Además de eso, la mujer sopló las velas de un carrito lleno de cupcakes (panqués o madalenas) y galletas recién hechos.

El director de la escuela la condecoró con una banda de cumpleaños y una tiara brillante  y, sentada en un silla en el centro de la sala, recibió el cariño de alumnos y profesores. Todos los ojos estaban puestos en ella, y finalmente ¡la mujer tuvo su tiempo para brillar!

Pero los reglaos no se habían acabado. Las cortinas de un lado de la sala se abrieron para revelar un escenario con una gran tela. Después, le pusieron una presentación increíble de su historia. Esa presentación tenía fotos de Frances a lo largo de su vida y escenas de eventos importantes que ella vivió en la escuela.

Youtube – Charleston Gazette-Mail

Youtube – Charleston Gazette-MailAhora, gracias al director maravilloso de esa escuela, ella recuperó el tiempo perdido.

Mira el lindo momento de la sorpresa.grabado en vídeo.

(Si no logras ver el video, pincha aquí)

Estamos felices por esa mujer que tuvo su primera fiesta de aniversario, y esperamos que ella festeje muchos más. Todas las personas merecen brillar en su cumpleaños, sean niños, adultos o ancianos.

Por Histórias com Valor

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.