Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 05 diciembre |
San Sabas
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Fue este hombre el descubridor del cardenal Bergoglio?

ANTONIO QUARRACCINO

Public domain

Esteban Pittaro - publicado el 05/03/18

Antonio Quarracino, un hombre imprescindible en la historia de la Iglesia en Argentina

Cuenta un viejo jesuita que convivió años con el padre Jorge Bergoglio en el Colegio Máximo que desde su función de rector de esta casa de formación de la Compañía de Jesús, aún siendo joven, distintos obispos fueron conociendo de a poco al padre Bergoglio.

Ocurre que en el Máximo se formaban los futuros sacerdotes de numerosas diócesis y debían visitarlo frecuentemente, y se organizaban actividades con ponentes y asistentes internacionales que congregaban a varios de ellos.

Entre los que por aquellos años comenzaron a escuchar del Padre Bergoglio, estaba un ya experimentado obispo argentino, con mucha experiencia en el CELAM, la Conferencia del Episcopado Latinoamericano, que aún no había sido designado para la arquidiócesis primada de la Argentina.

Antonio Quarracino vio las dotes pastorales de Bergoglio, dicen algunos biógrafos, en un retiro espiritual que el jesuita predicó en Córdoba en 1988.

A los dos años, Quarracino, por entones arzobispo de La Plata, fue designado arzobispo de Buenos Aires. Al poco tiempo, pidió al papa Juan Pablo II que le designaran a este jesuita destinado en Córdoba obispo auxiliar suyo.

Lo ordenó obispo el 27 de junio de 1992. Y a los 5 años, su auxiliar fue designado coadjutor, algo impensado para la arquidiócesis primada argentina y algo impensado sin su propio impulso.

Le tocó al ya arzobispo Bergoglio presidir la misa de cuerpo presente con la que se despidió al cardenal Antonio Quarracino tras su fallecimiento, ocurrido el 28 de febrero de 1998.

Asistieron las más importantes autoridades políticas del país, desde el presidente Carlos Menem, su vicepresidente Carlos Ruckauf, todos los ministros, y el jefe de gobierno de la ciudad luego presidente Fernando de la Rúa.

En su homilía, el recientemente asumido arzobispo Bergoglio (como coadjutor asumió la diócesis inmediatamente tras el deceso de Quarracino), destacó el corazón misericordioso de su antecesor.

Diez años después, al celebrar la misa en su memoria, el ya cardenal Bergoglio evocó “a quien anunció y testimonió el Evangelio, y con la valentía y frescura de sus palabras fue un verdadero pastor que conservó con coraje los valores”.

Quarracino había nacido el 8 de agosto de 1923 en Salerno, Italia, pero vivía desde los 4 años en la Argentina. Ordenado sacerdote en Luján a los 22 años, fue designado obispo de Nueve de Julio en 1962, y pudo participar de todas las sesiones del Concilio Vaticano II.

Luego, antes de ser trasladado a Buenos Aires, fue obispo de Avellaneda y arzobispo de La Plata.

Si de Bergoglio se dice que rompe los moldes y escapa al protocolo, ha de reconocerse que su antecesor en Buenos Aires fue un maestro en aquello antes que él.

También en cuanto a la formulación de frases contundentes, que en algunos casos le ganaron más de un adversario. Sencillamente campechano.

Los restos del cardenal Quarracino descansan desde hace 20 años a los pies de la imagen de la Virgen de Luján en la catedral de Buenos Aires. Algunos hablan de él como un descubridor del cardenal Jorge Bergoglio.

Pero, independientemente de eso, dudoso puesto que ya varios conocían las dotes pastorales del hoy papa Francisco, fue un hombre imprescindible en la historia de la Iglesia en Argentina.

Tags:
bergogliohistoria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.