¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

“Hijas de María”, Ia lencería para mujeres con cáncer de mama

CANCER
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Después de su enfermedad y ante la ausencia de corpiños para mastectomía, esta diseñadora de moda creó una marca para todas las mujeres. 

Ana Paula Borbolla fue diagnosticada con cáncer de mama en 2014. Su oncóloga le había advertido sobre la falta de lencería, pero la ventaja que ella tenía era la de trabajar como diseñadora de indumentaria en una fábrica que tenía a disposición para hacer sus propios corpiños en cada una de las etapas del tratamiento.

En una entrevista para Clarín contó su experiencia: “Pasé por tres operaciones, y todas las instancias de asimetría posibles. Me sacaron la mama y me pusieron un expansor que luego cambiaron por una prótesis definitiva”.

Una vez recuperada comenzó a reflexionar sobre lo que podrían estar viviendo otras mujeres, incluso aquellas que por diferentes situaciones no podían hacerse la reconstrucción por problemas económicos o de salud, o que simplemente decidían no hacerla y estaban así toda la vida.

“Ahí empecé a tomar conciencia: si no tienes una fábrica a disposición hay un montón de cosas que no puedes resolver, y no está bueno”. Y así ante una dura situación que le presentaba la vida, decidió hacer algo más.

CANCER
Hijas de Maria - Facebook

“Hijas de María”, diseño y conciencia

Después de la enfermedad y con su experiencia en corsetería creó Hijas de María, una marca de lencería para todas las mujeres, incluyendo una “línea rosa” con prendas diseñadas especialmente para aquellas que han sufrido una mastectomía.

“El mundo de la lencería tradicional deja afuera a un montón de gente y, lamentablemente, personas cada vez más jóvenes. Ese fue el puntapié: pensar en quiénes lo necesitan”.

Estas prendas le brindan a las mujeres la posibilidad de usar corpiños que pueden adaptarse a las prótesis externas, pero que además son lindos, alegres, jóvenes y sensuales y pueden combinarse con el resto de la línea de la lencería armando algún conjunto. Algo hasta ese momento imposible.

Al mismo tiempo la idea de la marca es generar conciencia sobre la importancia de la prevención y la detección temprana del cáncer de mama, ya que en el caso de Ana eso le permitió salvar su vida. Por eso, las prendas contienen en sus etiquetas instrucciones para el autoexamen mamario.

Basándose en la historia de la Virgen de la Medalla Milagrosa, de quien es devota, eligió el nombre Hijas de María y aunque su emprendimiento no fue una tarea fácil de llevar adelante, fue su determinación en el obrar por los demás lo que le permitió superar todos los obstáculos. 

CANCER
Ana.Borbolla - Instagram

Lo que de verdad importa 

Ayudar a las víctimas del cáncer era más importante que sus intereses económicos.

“Como el mercado no es tan grande, tampoco es tan redituable; pero me parece que hay que pensar en esas mujeres y buscarle la vuelta para que funcione”.

Además escuchaba voces que le decían que después de haber pasado por una experiencia tan dura no debería importarle más, a lo que ella respondía “sí, es cierto, pero me sigue importando y está buenísimo que sea así porque, si nos deja de importar eso, nos dejarán de importar un montón de otras cosas que no está bueno que te dejen de importar, ni a los treinta años ni a cualquier edad”.

Su negocio marca la diferencia: no solamente ofrece una solución a las mujeres en algo tan íntimo y  propio de la identidad femenina que les ayuda a sentirse cómodas, incluidas y bonitas pudiendo continuar usando ropa interior, bikinis o trajes de baño, sino también creando una comunidad de apoyo en un momento difícil.

El vínculo humano ha crecido ya que la mayoría de sus clientas que usan esta línea se mantienen en contacto para compartir sus experiencias, los síntomas de la enfermedad y las opiniones médicas durante el tratamiento que son de gran apoyo.

Todo esto ha llevado a que fines de 2017 Ana se convierta en una de las diez finalistas de los premios Marianne siendo promotora de un proyecto de vida que está ayudando a muchas mujeres y que aspira a atravesar las fronteras marcando tendencia.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones