Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 26 noviembre |
San Juan Berchmans
home iconEstilo de vida
line break icon

La "delgada línea roja" entre justicia y venganza

JUSTICE

Alexander Kirch - Shutterstock

Luz Ivonne Ream - publicado el 01/03/18

¿Cómo saber si lo que deseo es hacer justicia o tomar venganza?

El Diccionario de la Lengua Española (DLE) les define de la siguiente manera:

Justicia: Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. Derecho, razón, equidad.

Venganza: Satisfacción que se toma del agravio o daño recibidos. Castigo, pena.

Hay una ligera y delicada línea entre ser justos o vengativos; entre tomar venganza -actuar desde el miedo-, movernos incitados por una conducta primitiva que nos invita a dañar a alguien que nos hizo daño o hacer justicia y actuar buscando el Bien desde el Amor, así con mayúsculas.

Ambas generan emociones, sentimientos y se encaminan a un mismo fin: en este caso que pague el infractor. 

Sin embargo, solo una, la Justicia, traerá verdadera paz, esa es la delicada línea, debido a que es una virtud cardinal con la que ya venimos equipados, Para los creyentes, Dios nos la infunde en el corazón -en la voluntad-  para actuar buscando el Bien, y es un derecho: “dar a cada uno lo que le corresponde”. Para los no creyentes, la justicia se basa en los derechos humanos y en la dignidad de cada persona. La venganza, ni opción debiera de ser porque las consecuencias son terribles.

Repito, las dos producen emociones y sentimientos, pero son opuestos. La justicia genera armonía, consuelo, conformidad, bienestar, veracidad. Lo contrario sucede cuando actuamos por venganza. Esta nos hace vivir y actuar desde un estado de desasosiego, inconformidad, rencor, ira, rabia, resentimiento, entre otros.

 “¿Quieres ser feliz por un instante? Véngate. ¿Quieres ser feliz para siempre? Perdona”.

Es importante que entendamos que el perdonar no exime de actuar por justicia. Si alguien nos robó o hizo algo ilegal en contra de nuestra persona o posesiones, perfectamente podemos perdonar, es más, nos conviene hacerlo por beneficio personal.

Sin embargo, actuado por justicia y buscando no solo el bien personal, sino el común hay que proceder conforme a la ley. Es lo que corresponde hacer.

¿Por qué nos intranquilizamos cuando tomamos venganza? Porque esta no proviene de la verdad. En la justicia vamos acompañados por ella, en la venganza no. Y, además, porque el ser humano por naturaleza tiende al Bien. Cuando se encamina hacia el mal como lo es la venganza, el alma reclama, por eso lo intranquilidad y el desasosiego, porque la estamos alimentando de “algo” que no le pertenece.

La gran mayoría hemos pasado por experiencias dolorosas e injustas. Quizá abusaron de nuestra confianza, nos robaron… Por supuesto en un primer momento lo que nos mueve es vengarnos y verles arrastrase por el piso suplicándonos perdón…Creemos que si los vemos sufrir seremos felices. Sin embargo, cuando dejamos de actuar con el cerebro reptiliano nos damos cuenta de que nada de eso nos traerá paz, al contrario.

¿Cómo saber si lo que deseas es hacer justicia o tomar venganza?

Examina profundamente tu conciencia reconoce el fin que buscas. Si la decisión que  has tomado te da paz, armonía y consuelo entonces sabrás que proviene del amor.

Dejemos claro qué es justicia y qué es venganza

Justicia:

  • Virtud
  • Proviene del amor
  • Se acompaña de la Verdad
  • Genera paz y perdón
  • Busca el Bien
  • Garantizada por el Estado a través del derecho

Venganza:

  • No es virtud
  • Fuente del miedo
  • No se acompaña de la Verdad
  • Genera intranquilidad y rencor
  • Busca el mal
  • Prohibida, ilícita y castigada por el Estado

 No te desgastes buscando venganza. La vida es como un restaurante, nadie sale sin pagar la cuenta.

Tags:
justiciavalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.