Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La Iglesia Católica y la Gala MET de moda y religión

ITALY - FASHION - RELIGION - EXHIBITION
TIZIANA FABI / AFP
Comparte

La exposición “Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination” cuenta con la aprobación y asesoría del Iglesia, el problema surge cuando, durante su inauguración, algunos invitados han querido lucir diseños con los que podrían ofender los sentimientos religiosos de muchos creyentes

Nos preocupaba la alfombra roja de la Gala MET. Sabíamos que hay celebridades muy preocupadas por llamar la atención, acaparar la mayoría de los flashes y ser protagonistas de los comentarios en redes sociales. Muchos de los asistentes al evento habían expresado su disconformidad con la Iglesia Católica y el protocolo les solicitaba inspirarse en el catolicismo a la hora de vestirse y, en ese punto, los comisarios de la exposición que se inauguró anoche no velarían por el respeto de la religión protagonista de la muestra del Museo Metropolitano de Nueva York: “Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination” (Cuerpos celestiales: la moda y la imaginación católica).

(Artículo actualizado el 8 de mayo de 2018)

Siguiendo con las directrices del protocolo de la gala,  muchos invitados lucieron crucifijos y rosarios, como Anna Wintour, editora de Vogue y la organizadora del evento. Algunos quisieron sentirse “reinas católica por una noche con vestidos como el de Sara Jessica Parker.

Pero el look más comentado ha sido que podría considerarse como el más irrespetuso.  Rihanna quiso vestirse de “Papa” con un diseño de John Galiano creado exclusivamente para ella: falda corta, cuerpo estrecho, capa y mitra papal. Todas las piezas en blanco y lujosamente bordadas con cristales y perlas.

Imágenes como la de Rihanna eran previsibles, por el tema de la gala y por la personalidad de la actriz y el contexto. Pero ¿no es el momento de preguntarse por la ética personal de quien tiene que recurrir a la ofensa para llamar la atención, y la responsabilidad de los medios de comunicación en dar cabida a este tipo de actitudes?

Cuando la editora de la revista Vogue de Estados Unidos, Anna Wintour, anunció el año pasado que la temática de la exposición anual de su sala en el Museo Metropolitano del 2018 sería sobre la influencia de la religión en la moda, más de uno levantó la ceja, básicamente porque se podría prestar fácilmente a la blasfemia.

La exposición está específicamente dedicada a la religión católica, que se titulará “Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination” (Cuerpos celestiales: la moda y la imaginación católica) y no solo cuenta con la aprobación sino con la asesoría y colaboración de la Iglesia, cosa que se hizo notar con la presencia del mismísimo presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, el Cardinal Gianfranco Ravasi, junto a Anna Wintour y Donatella Versace.

WYSTAWA "HEAVENLY BODIES"
The Metropolitan Museum of Art, New York

Zapatos de San Juan Pablo II

Eso sí, los oficiales papales tienen un requisito: que las piezas que van a prestar para la exhibición (muchas de ellas saldrán del Vaticano por primera vez porque son de la Sacristía de la Capilla Sixtina) estén separadas de las creaciones de los diseñadores modernos. Son más de 40 y ya han adelantado algunas: unos zapatos rojos de San Juan Pablo II, una capa del Papa Benedicto XVI y una tiara que la Reina Isabel II de España le obsequió al Papa Pío IX.

Entre las marcas que estarán presentes se encuentran: Dolce & Gabbana (quienes hicieron, por ejemplo, toda una colección dedicada a la iconografía eclesiástica en 2013 y hasta Katy Perry llevó un vestido con la imagen de la Virgen en la MET Gala de ese año), Chanel, Versace, Jean Paul Gaultier, Valentino, Dior (que en el año 2000, con John Galliano como director creativo, se inspiró en los atuendos de los cardenales) y Balenciaga (con aquel famoso vestido de novia de la colección de otoño de 1967).

“Explorar el impacto de la fe en los diseñadores”

El curador de la exhibición será Andrew Bolton, quien combinará las piezas de moda con obras religiosas del museo (mayormente de la época medieval) con la intención de “explorar el impacto de la religión y la fe en los diseñadores”.

KATY PERRY
Larry-Busacca // GETTY IMAGES NORTH AMERICA - AFP

Asimismo, Bolton ha querido dejar en claro que la religión y la moda no son temas tan distantes como mucha gente quizá piense, ya que dentro de la misma iglesia se utiliza la moda como lenguaje, por ejemplo, para distinguir las distintas órdenes, diferenciar cargos jerárquicos, etc.

El vestir de las criaturas

Por su parte, el Cardenal Ravasi ha dicho que la vestimenta es parte fundamental de la religión, porque el mismo Dios muestra preocupación por “vestir a sus criaturas”.

No es la primera exhibición de moda y religión en los Estados Unidos; de hecho, ahora mismo en el recién inaugurado Museo de la Biblia en Washington D.C. hay una sección dedicada a este tema con piezas de las firmas antes mencionadas, sólo que de una forma poco extensa y sin hacer referencia al mundo del arte como será el caso del MET.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.