Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cuaresma: Datos que no te ha explicado nadie

ASH WEDNESDAY
TED ALJIBE / AFP
Comparte

¿Sabias que no nació hasta el siglo IV?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Cuaresma, 40 días antes de Pascua. Tiempo de conversión y penitencia. ¿Y qué más? La Cuaresma no es un tiempo bíblico, se impone en el siglo IV. He aquí algunos datos útiles para afrontar con conocimiento de causa este período antes de Semana Santa.

• No es posible saber cómo surgió la Cuaresma, sobre todo cuándo empezó a celebrarse en Roma

• La Cuaresma se formó progresivamente como tiempo preparatorio para la Pascua

• Las primeras alusiones las encontramos en Oriente a principio del siglo IV y en Occidente a finales del siglo IV

• En el siglo II ya existía una praxis penitencial de ayuno para prepara la Pascua

• Desde finales del siglo IV, la estructura de la Cuaresma es la de 40 días

• El Vaticano II recomendó que en Cuaresma se recuerde el bautismo y la penitencia

• Empieza el Miércoles de Ceniza y termina con la misa In Coena Domini

• La Semana Santa cierra la Cuaresma

• La interpretación teológica de la Cuaresma se hace a partir del Misterio Pascual

• La Cuaresma no es un residuo arqueológico de prácticas ascéticas de otro tiempo

• Bíblicamente se sostiene por la Carta de San Pablo a los Romanos (Rom 8, 17): “Padecemos juntamente con él, para ser también juntamente glorificados”

• La Cuaresma es un tiempo eclesial de llamada a todo el pueblo de Dios para que se deje purificar

• Las praxis cuaresmales son: escucha más frecuente de la Palabra de Dios, oración más intensa, ayuno y obras de caridad

• Oración, ayuno y caridad son los pilares cuaresmales

Artículo realizado con el asesoramiento del Nuevo Diccionario de Liturgia de Ediciones Paulinas dirigido por Domenico Sartore y Achille M. Triacca

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.