Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Estos 120 hackers tienen el apoyo del Papa Francisco

VATICAN
Comparte

El “hackatón” vaticano reúne esfuerzos para afrontar cuestiones de inclusión social, diálogo interreligioso y la crisis de los refugiados

Por incompatibles que puedan parecer “hackatón” y “Vaticano”, el Vaticano recibe a los hackers con los brazos abiertos.

¿Qué está pasando? Por primera vez, la Sede de la Iglesia católica romana organiza un “hackatón”: una competición en la que equipos de todo el mundo se reúnen para ingeniar soluciones tecnológicas para problemas específicos.

Con el nombre de VHacks, la competición tendrá lugar a lo largo de 36 horas entre el 8 y el 11 de marzo y se centrará en problemas de inclusión social, diálogo interreligioso y la crisis de los refugiados.

Un hackatón, que combina las palabras ‘hackear’ y ‘maratón’, reúne equipos multidisciplinares (con programadores informáticos, diseñadores gráficos y gestores de proyectos) para crear soluciones dentro de un tiempo limitado. Es una competición, pero amistosa.

“VHacks es un llamamiento a la responsabilidad; reúne a personas de todos los credos para abordar problemas globales actuales”, dicen los organizadores.

Aun así, muchos católicos podrían sorprenderse por la apertura del Vaticano a una actividad así, como poco por las connotaciones negativas de la palabra hackear.

“En la mente del público, el hacking es algo que hace un grupo de personas cuando intenta asaltar un ordenador, normalmente con intenciones perversas. Podrían ser criminales o agentes políticos o personas que trabajan para una empresa o país adversarios que quieren causar algún daño. O podrían ser espías”, comentó Kevin McKee, asesor docente del equipo de hackers Dos Pueblos High School, de Santa Bárbara, California.

“Pero eso es únicamente una pequeña faceta de lo que es el hackeo”, explicó. “Otra faceta, mucho más amplia, es la de un sistema en el que las personas se estimulan y animan para crear soluciones nuevas y emocionantes a problemas. Con frecuencia, los jóvenes hacen esto de una manera organizada en lo que se conoce como hackatón”.

El equipo de McKee, que él describe como “autodidacta, autorganizado y automotivado”, ha ganado varias competiciones y ha viajado incluso hasta Nueva York para competir.

VHacks es parte de una misión más amplia encabezada por el padre Eric Salobir, de la católica Orden de Predicadores —los dominicos— para “fomentar el diálogo entre el mundo tecnológico y las humanidades”, declaró para TheNextWeb.

Salobir es uno de los fundadores de OPTIC, un think-tank dedicado a problemas éticos y tecnología. OPTIC está coorganizando VHacks junto con el Secretaría vaticana para la Comunicación. El evento también tiene el apoyo del Consejo Pontificio de la Cultura y de la Sección de Migrantes y Refugiados del Vaticano (Dicasterio para la Promoción Integral del Desarrollo Humano) y está preparado por un grupo de estudiantes voluntarios de Harvard y el MIT.

Los organizadores se inspiraron en una declaración del papa Francisco: “Qué maravilloso sería si el aumento de las innovaciones científicas y tecnológicas correspondiese también con una mayor equidad e inclusión social”.

De hecho, los participantes tienen todo tipo de orígenes religiosos y culturales, de 57 universidades de cinco continentes.

Los 120 participantes fueron elegidos “según logros académicos, pensamiento innovador y convergencia con la declaración de nuestra misión”, afirmaron los organizadores.

Los objetivos establecidos incluyen crear soluciones en estas categorías:

• Inclusión social: Encontrar formas para fomentar la solidaridad restaurando un pensamiento humanocentrista y los valores en un mundo cada vez más digital.

• Diálogo interreligioso: Apoyar una comunicación abierta entre individuos y organizaciones que representan diferentes credos para crear un entendimiento mutuo y una cooperación constructiva.

• Migrantes y refugiados: Fortalecer, apoyar y movilizar recursos para migrantes y refugiados para asistirles en su reubicación e integración.

Otros objetivos del encuentro son “fomentar la colaboración entre jóvenes líderes de diversos entornos académicos, étnicos y religiosos, y estimular instituciones basadas en valores para aprovechar la tecnología para avanzar sus misiones”.

McKee, de Dos Pueblos High School, especuló que los participantes de VHacks podrían buscar soluciones como una aplicación de iPad que calcule automáticamente cuánta comida es necesaria para un determinado número de personas en un campamento de refugiados, en la categoría de migrantes y refugiados, o un “sistema de mensajería temático en el que personas de diferentes fes puedan encontrarse y tener un diálogo en línea publicando pequeños vídeos”, en la categoría de diálogo interreligioso.

“Hace falta mucha creatividad para concebir esas ideas”, expresó. “Necesitas tener un conocimiento de fondo (…). Si no sabes nada sobre refugiados, no tendrás buena preparación para tener un buen éxito. (…) Si consigues que un grupo de genios informáticos encuentren una solución para el problema del diálogo interreligioso y en realidad no saben nada sobre religión y fe y lo importante que es para las personas, probablemente sea una mala solución, aunque sea algo realmente novedoso”.

Uno de los estudiantes que asistirá, como parte de un equipo de cinco personas de la Universidad de Georgetown, de Washington, D.C., es Lucy Obus.

Me entusiasma mucho que el Vaticano, una institución presuntamente ‘vieja’, esté reconociendo el valor y la necesidad de las tecnologías emergentes a la hora de solucionar retos globales”, declaró Obus, que tiene formación en diseño escénico y construcción y también experiencia en diseño visual, costura y alfarería. “Tengo ganas de (…) conocer a colegas de todo el mundo que abrazan la tecnología para avanzar en el desarrollo humano”.

El patrocinio del evento viene de empresas tecnológicas como Google, Microsoft y Salesforce, además de instituciones sin ánimo de lucro, como la Fundación para la Evangelización a través de los Medios, que respalda a Aleteia. Aleteia también es medio colaborador en el evento.

Además, el evento incluye una exposición en línea sobre las implicaciones del progreso tecnológico para el desarrollo humano. Los oradores serán de diversa procedencia, desde empresas tecnológicas punteras a instituciones vaticanas. Los participantes seleccionados para el hackatón, las empresas asociadas y las instituciones pondrán el foco sobre las innovaciones presentes, para inspirar a jóvenes de todo el mundo a colaborar superando las divisiones y a emplear la tecnología para tratar también problemas sociales.

Más información sobre el evento en página de Facebook de VHacks; cuenta de Instagram y cuenta de Twitter.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.