Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Los voluntarios abrazadores de bebés

PREMATURE

Olesia bilkei - Shutterstock

Maria Paola Daud - publicado el 25/02/18

Un bebé necesita caricias y amor desde el momento en que llegan al mundo

El Hospital San Bonifacio en Minnipeg, (Canadá), tuvo una gran idea de voluntariado, tan buena que sus cupos están totalmente agotados.

Asumiendo la gran responsabilidad del cuidado de los bebés apenas nacidos, que necesitan de una atención especial e integral las 24 hs. del día sin descanso y viendo que no siempre es posible para los padres que estén con el niño todas esas horas, se buscó “voluntarios abrazadores”.

Sí, como lo oyes, porque un pequeñito necesita, a parte del precioso cuidado que pueda aportar un médico para su buena salud, afecto y cariño de forma constante. Mucho más si son prematuros porque una incubadora nunca se puede comparar al calor, los mimos y caricias que solo un ser humano puede brindar, esa carga emocional que ayuda a los pequeños a la pronta mejoría y favorece su correcto desarrollo.

PREMATURE
Ondrom - Shutterstock

Estos voluntarios son especialmente necesitados cuando se trata de bebés de madres adictas, ya que al nacer sufren del síndrome de abstinencia neonatal. Los voluntarios se encargan de asistir a los pequeños recién nacidos mientras las madres se encuentran en los centros de rehabilitación.

La idea innovadora del Baby Cuddler (Abrazador de bebés) en este hospital canadiense tuvo un gran éxito, tanto que al entrar a la página del hospital, resalta la siguiente nota: “Nuestro equipo de voluntarios de Baby Cuddler está actualmente lleno, pero aceptamos solicitudes de voluntarios para otros puestos. Gracias por su interés.” Como ven está completamente lleno, e si invita a colaborar en otros sectores, como el de geriatría.

PREMATURE
Herjua - Shutterstock

¿Qué te parece esta idea?

Numerosos estudios han demostrado que el contacto piel a piel mejora la formación fisiológica del niño y el control cognitivo en los primeros años de vida.

Abrazarlos, acariciarlos, cantarles y susurrarles palabras cariñosas tienen un efecto muy positivo en los pequeños. Un bebé necesita caricias y amor desde el momento en que llegan al mundo. Claro está que lo ideal sean los padres a brindarle todo este afecto que ayuda a fortalecer los vínculos padre-hijo, pero cuando ellos no están, quizás sea una buena idea la propuesta del Hospital San Bonifacio.

Fuente: sbgh.mb.ca,bebesymas.com,biologicalpsychiatryjournal.com 

Tags:
bebéhospitalprematurostestimoniovoluntariado
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.