Aleteia

Una oración rítmica para pedir que fluya el amor

Comparte

«Purifícame, límpiame, Señor…»

Enséñame tu camino, Señor,
y andaré en tu luz,
dame un corazón entregado a ti para honrarte, oh Dios.

Purifícame, límpiame, Señor
y líbrame de lo que impida el fluir,
purifícame, límpiame, Señor
y líbrame de lo que impida el fluir de tu amor

Enséñame tu camino, Señor,
y andaré en tu luz,
dame un corazón entregado a ti para honrarte, oh Dios.

Purifícame, límpiame, Señor,
y líbrame de lo que impida el fluir
purifícame, límpiame, Señor,
y líbrame de lo que impida el fluir de tu amor

Es tu amor el que yo deseo en mi vida, Señor Jesús.

Por Marcos Witt

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.