Aleteia

¿Cuántas mujeres tuvo Mahoma?

MUSLIM
Comparte

Para comprender la respuesta hay que conocer las tradiciones de la Arabia preislámica

 A lo largo de su vida, Mahoma tuvo en total 11 esposas legales. A todas ellas se les otorgó la categoría de “Madre de los creyentes” (Umm-al Muminin), haciendo honor a su posición dentro de la vida del Profeta. Además de estos matrimonios, tuvo dos concubinatos. De uno de ellos nacería su hijo varón Ibrahim.

La historia de estos matrimonios corre paralela al nacimiento del Islam y a la biografía de Mahoma. Esto quiere decir varias cosas. De un lado, la normativa sobre el matrimonio islámico y sus restricciones aún no se había codificado. De otro, que dichas uniones, seguirán la costumbre vigente en la Arabia preislámica tribal: el vínculo matrimonial se usaba también para fortalecer la protección entre familias y clanes, estableciendo alianzas políticas.

Tampoco existía un número limitado de esposas y sobre el varón recaían todas las decisiones y responsabilidades. Así, para garantizar la protección de la mujer dentro de una misma familia, existía la posibilidad de casarse con dos hermanas al mismo tiempo o con las esposas de sus padres, si éstas estaban divorciadas o enviudaban. Era habitual que las esposas acompañaban a sus maridos en batalla. Al enviudar, formaban parte del botín y quedaban a merced de sus captores, a menos que se pagara un rescate.

Los matrimonios de Mahoma reflejan muchas de estas circunstancias. Tomó por esposas mujeres de edad y ascendencia muy distintas. Desde la polémica niñez de Aisa, a viudas, divorciadas, repudiadas o capturadas en batalla y liberadas. Entre ellas, las había de ascendencia judía o copta.

Quizá las más conocida fue la primera: Jadiya Bint Juwaylid. Viuda en dos ocasiones y con una posición económica acomodada, puso en manos de Mahoma todas sus caravanas. Cuando se celebró el matrimonio en 595, ella tenía 40 años y él 25. Jadiya no sólo le proporcionaría a Mahoma su riqueza (Qur. 93, 8) sino que fue para él un apoyo fundamental a lo largo de su vida.

Jadiya fue la madre de todos sus hijos (5) excepto de Ibrahim y la primera convertida al Islam. Los textos la describen como fuerte, sabia y leal.  Hasta su muerte en 619 (tres años antes de la hégira) Mahoma no tomó ninguna otra mujer. La segunda fue Sawda, pertenecía al primer grupo de musulmanes que emigró a Abisinia. De vuelta a La Meca, quedó viuda con un hijo. Su matrimonio se celebró cuando Mahoma contaba con 50 años.

Aisa fue la tercera. Era la hija de Abu Bakr As Saddiq, fiel apoyo de Mahoma. Se casaron en La Meca cuando ella no tendría más de 10 años y Mahoma 55. Frente a los que se escandalizan por este hecho, hay quienes afirman que no se consumaría hasta la adolescencia de Aisa. Lo cierto es que esta costumbre de “prometer” a las niñas existía como algo normalizado en la Arabia preislámica, especialmente entre miembros de la misma familia. La Tradición la recuerda por su inteligencia y habilidad política entre los compañeros del Profeta. Hay quienes le atribuyen entre 300 y 1210 hadices. No tuvo hijos con ella y al enviudar con 18 años se le prohibió casarse de nuevo. Murió en 678.

Hafsa contrajo matrimonio tras enviudar en el año 625. Se dice que fue una de las esposas preferidas (Qur. 33,511), pese a haber corrido el riesgo de ser repudiada por la divulgación de un secreto (Qur. 66,1). Falleció en 665. Zaynab bint Juzayma fue la quinta. Estuvo casada en dos ocasiones con dos primos de Mahoma. Tras enviudar, la tomó por esposa en el año 4 de la hégira. El matrimonio sólo duró 4 meses, sin embargo, dejó una profunda huella entre los creyentes por su espíritu caritativo, recibiendo el sobrenombre de Umm-al Masakin (madre de los pobres y necesitados). Tres años después, también tomaría por esposa a Maymunah, hermanastra de Zaynab y casada en dos ocasiones anteriores.

Umm Salma fue tomada por esposa al enviudar de Abu Salamah, primo de Mahoma. El caso de Ramla (Umm Habiba) es particular. Era la hija de Abu Sufian. Cuentan de ella que abrazó el Islam cuando su padre aún luchaba contra el Profeta. Abandonada por su marido en tierra extraña, se dice que ella perdió todo por el Islam: padres, tribu y casa. Conmovido por su fidelidad, Mahoma la tomó por esposa en el año 7 de la hégira.

Los dos últimos matrimonios legales fueron con mujeres rescatadas. Yuwayriyya había enviudado a los 20 años de Musafi Ibn Safwan, caído en la batalla de al-Muraysi. Mahoma pagó por ella la cifra impuesta por sus captores y la convirtió en su esposa en el año 6 de la hégira. El mismo caso ocurrió con Safiyya bint Huyyay. Su ascendencia judía permitió un acercamiento a este grupo religioso.

Para finalizar, deben incluirse dos concubinatos. Rayana, una judía de la tribu Qurayz de Medina y que formó parte del botín tras la victoria de los musulmanes en el año 5 de la hégira. Y Mariya, de ascendencia copta. Regalada como presente a Mahoma por el jefe de los coptos egipcios. Ella fue la madre de su hijo Ibrahim, que falleció siendo niño.

REFERENCIA:

CORPAS, M. A., “¿Cómo es el matrimonio en el Islam?”, Aleteia, 4-12-14, en: http://es.aleteia.org/2014/12/04/como-es-el-matrimonio-en-el-islam/

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.