Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

PerúSAT-1, el satélite que le está cambiando el rostro a Perú

SATELLITE
Comparte

Llegó incluso a recomendar cuál era el lugar más seguro para los eventos del Papa Francisco en el país

Las autoridades gubernamentales advirtieron a los organizadores sobre cuál era el lugar más seguro para los eventos multitudinarios del papa Francisco en Perú. Gracias al satélite PerúSAT-1 observaron las zonas y recomendaron a la Iglesia local realizar los eventos en la base aérea Las Palmas antes que en la playa que era la previsión original.

El artífice de este cambio se encuentra a 702 kilómetros de altura y es el satélite de observación óptica de mayor resolución de América Latina. Se trata del primer satélite que adquirió Perú y fue enviado al espacio en el interior del cohete vega desde Kourou, en la Guyana Francesa. A 27.000 kilómetros por hora capta desde hace un año imágenes en alta resolución del territorio peruano e incluso de otros países.

El satélite óptico de resolución submétrica, implementado con alta tecnología comparte imágenes con Corea del Sur, país que posee un satélite gemelo al PerúSAT-1. Además, el Perú tiene acceso parcial a la “constelación” de satélites franceses de observación.

El país andino lidera la adquisición de este tipo de fotografías en la región, es por eso que en los últimos meses se estableció conversaciones con las agencias espaciales de Argentina, Brasil y Bolivia para el intercambio de información, según lo informó el jefe de la Agencia Espacial Peruana, mayor general de aviación Carlos Caballero León, durante una visita de corresponsales extranjeros al Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (CNOIS).

¿Para qué un satélite en un país andino?

Es la pregunta que muchos peruanos se hicieron al momento de su cuestionada adquisición en  2014. Las imágenes que se captan desde la estación terrena ubicada en Pucusana, a 60 kilómetros al sur de Lima, sirven para actualizar la cartografía peruana en materia de seguridad y defensa. Construido en Francia por la empresa Airbus, el satélite tiene una vida útil mínima de 10 años.

Sus fotografías de 0.70 m y 2.8 m de visión pancromática multiespectral responden a las diversas solicitudes de instituciones estatales como ministerios, gobiernos regionales y fuerzas armadas. Hasta el momento son 78 las solicitudes enviadas.

El impacto de la deforestación en la Amazonía a causa de la tala indiscriminada, así como los daños causados por el fenómeno de “El Niño Costero”, son algunas de las prioridades que cumple el satélite.

¿Cómo nace este proyecto satelital?

El programa espacial nació en Perú en 1974 durante la dictadura del general Juan Velasco Alvarado. De 1985 a 1990 se intensificaron los avances en el transcurso del gobierno del expresidente de la República, Alan García Pérez, se hizo lo propio de 1990 al 2000 en el régimen del fujimorismo. Fue en el periodo gubernamental de Ollanta Humala cuando se ordenó la comprar del satélite.

Pese a que esta nueva adquisición no posee las características de un satélite meteorológico, se criticó el hecho de que recién puesto en órbita no advirtiera el fenómeno de “El Niño Costero”. La decisión implicó incluso una investigación en el parlamento de la República al expresidente Humala.

Con más de 107.000 imágenes el satélite permite recuperar la inversión de 200 millones de dólares que se gastó en su compra y puesta en órbita, pues el país dejó de adquirir en el exterior costosas fotos de su propio territorio.

Tags:
peru
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.