Aleteia

Los niños víctimas del dramático aumento de desplazamientos en Colombia

DISPLACED
Comparte

Casi 1.000 personas han sido desplazadas en menos de 30 días en tierras colombianas. Los organismos de la ONU reiteran al gobierno de Santos su responsabilidad. Aunque reconocen esfuerzos, los consideran “insuficientes” ante la delicada situación humanitaria

Naciones Unidas alerta que son más de 800 los campesinos e indígenas desplazados en el último mes en tierras del país cafetero. Casi la mitad de esa cifra está constituida por niños y adolescentes, quienes forzados por grupos armados huyen de sus hogares en Antioquia.

La situación es particularmente grave en el Bajo Cauca, ubicado en el noroeste del país neogranadino, según alertaron la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y la Agencia para los Refugiados (Acnur), las cuales encendieron las alarmas tras constatar un inesperado aumento en el número de homicidios en esa región.

 “Instamos al Estado a que evalúe la efectividad en la implementación de la política de prevención y protección de las personas, pues hasta ahora las medidas adoptadas han sido insuficientes para prevenir la ocurrencia de nuevos hechos de violencia”, señala el comunicado conjunto.

Confirmaron además que hubo un aumento del 255% en la cantidad de homicidios, tomando en consideración la cifra registrada entre el 1º de enero y el 14 de febrero del año 2017. Al respecto, ya la Defensoría del Pueblo advertía en su alerta temprana de inminencia 009 del 22 de enero de 2018, que “la situación continúa empeorando”.

La problemática es de vieja data; no así su intensificación exponencial. La Defensoría se ha pronunciado en varias ocasiones. Una de ellas fue el 21 de octubre de 2016, cuando afirmó desde Risaralda que mantendría seguimiento a la situación de 239 desplazados, 103 de ellos: niños.

Allí se ven particularmente afectados debido a la presencia del Ejército de Liberación Nacional (ELN), grupo rebelde que subsiste luego del proceso de paz alcanzado con las FARC tras más de medio siglo de conflicto armado.

Los organismos de la ONU insisten en que las acciones del gobierno de Juan Manuel Santos no han logrado los objetivos esperados. Por ello, renovaron su pedido de que se abogue por una solución “integral” que brinde prevención efectiva; así como se garantice la protección del Estado en todas las áreas con población vulnerable.

Colombia es la nación del planeta con mayor número de desplazados, con una cifra cercana a los 7.5 millones de personas, seguido de Siria (6,3 millones) e Irak (3,6 millones), de acuerdo con datos oficiales del Acnur.

Más del 44% son niños

El informe conjunto de la oficina de Derechos Humanos y la Agencia para Refugiados ratifica además la denuncia del daño infligido a pueblos indígenas y comunidades campesinas en “zonas rurales del municipio de Cáceres” y detalla que de las 822 personas: 361 corresponden a niños, niñas y adolescentes, lo que representa el 44% del total.

Los hechos inciden en las comunidades de las veredas Anará, San Francisco, Bejuquillo, “que se suman a las ya afectadas en El Tigre, Ponciano, Alto Tamaná, Campanario y El Calvario”, agrega el reporte.

Mientras que en el Bajo Cauca hay serias “amenazas y atentados en contra de la vida e integridad de personas civiles; violaciones relacionadas con los derechos económicos, sociales y culturales; y afectaciones a principios y prácticas ancestrales del pueblo indígena Senú en su territorio”.

Aunque reconocen el esfuerzo que la institucionalidad ha realizado en respuesta a las recomendaciones de la Defensoría del Pueblo, urgen al gobierno colombiano a que “garantice que los recursos humanos y económicos sean suficientes para atender la ‘emergencia humanitaria’ actual” y le instan a “generar condiciones de respeto por los DDHH y de seguridad humana”.

Adicionalmente, piden que se inicie “con carácter de urgencia” una estrategia que brinde garantías de “no repetición de violaciones de derechos humanos”. Recomiendan que se comience con un análisis de factores como: la corrupción, la pobreza, la falta de participación política y de acceso a servicios básicos en la zona.

Por último, recuerdan que la medida estatal “debe ser sostenida a largo plazo” y señalan que es fundamental “lograr la articulación entre las autoridades del orden local, departamental y nacional”.

 

Migración desde Venezuela

En paralelo, Colombia enfrenta la llegada masiva de venezolanos que huyen de su país de origen tras la inédita crisis humanitaria engendrada bajo el gobierno de Hugo Chávez e intensificada durante la administración de Nicolás Maduro.

El secretario general de la ONU, António Guterres, recordó en este sentido que en los últimos meses se ha presentado un “aumento significativo” de venezolanos que emigran y dijo que están “colaborando desde Naciones Unidas con Colombia en la ayuda humanitaria a esas personas”, algo que pero representa “un gran factor de preocupación”.

A diario cruzan el puente binacional Simón Bolívar unas 37.000  personas desde Venezuela, según las cifras oficiales manejadas por Migración. En total, se han instalado unos 550.000 venezolanos de manera indefinida tras el éxodo masivo de los últimos meses.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.