Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Ingenioso invento de un millennial para acabar con la adicción al celular

YONDR,POUCH,PHONE

The National | YouTube

Cerith Gardiner - publicado el 21/02/18

Se está usando en 600 escuelas de EE.UU. y los resultados son “transformadores”.

Hoy en día parece que uno no puede caerse en público sin que el accidente quede grabado y se comparta en varias redes sociales, dada la cantidad de personas que llevan un smartphone en la mano y tienen los dedos impacientes revoloteando sobre el botón de grabar.

Graham Dugoni, original de Oregón, sintió el impulso de abordar este fenómeno después de presenciar cómo unos desconocidos grababan a un despreocupado asistente a un festival mientras bailaba con unos movimientos “divertidos” que fueron compartidos para los ojos de otros millones de desconocidos.

Después de poner en duda el nivel de privacidad que deberíamos esperar en un espacio público, Dugoni concluyó que ya era hora de “deshacernos de los smartphones… tres palabras que, a muchos de nosotros, nos harían sudar un poco de inquietud.


TECHNOGOLY

Te puede interesar:
Nuevas tecnologías, nuevas adicciones

Aun así, a Dugoni no le falta razón. No solo es irrespetuoso grabar a alguien sin su permiso, sino que todos estamos tan pendientes de nuestras pantallas que no nos sumergimos en la atmósfera de lo que sucede a nuestro alrededor.

De modo que, este joven de 31años concibió un dispositivo genial y sencillo que ya se usa en 600 escuelas, en conciertos y en reuniones informales. Dugoni explica a The Washington Post que este artilugio, denominado Yondr, es una especie de “prisión” para teléfonos móviles.

En la entrada de un recinto o escuela, los usuarios depositan su móvil en una pequeña funda de neopreno, que luego queda bloqueada. Los propietarios pueden quedarse con su móvil encima y meterlo en su bolso o bolsillo.

Aunque el móvil está seguro con cada propietario, no pueden usarlo hasta que sea físicamente desbloqueado en una estación habilitada para ello (no tiene que ser nada sofisticado, solamente una mesa y quizás un par de sillas).

Fuera del alcance de la tentación, los asistentes al evento (o los estudiantes o quienes sean) pueden centrarse en el asunto que tienen entre manos: aprender, ver un concierto o incluso hablar con otros asistentes. Y los efectos han sido impactantes.

Allison Silvestri, directora del instituto San Lorenzo, en California, informó a la NBC de que Yondr ha resultado “transformador”.

Ahora los estudiantes hablan con ella en los pasillos de la escuela y, además, hay una disminución del 50% en problemas de interrupciones durante las clases.

Los estudiantes han experimentado una mejoría en sus notas y una profesora percibió que sus evaluaciones regulares se completaban unos 10-15 minutos más rápido.

Los estudiantes están interactuando, hablando entre sí, leyendo, jugando a la pelota, socializando… porque ya no están en un círculo escribiéndose mensajes entre sí”, explicó Silvestri.

La funda está ganando popularidad en otros entornos públicos también.




Te puede interesar:
Descubre lo que el celular ha hecho con tu sueño

En los espectáculos del cómico Dave Chappelle o en los conciertos de Alicia Keys, los asistentes guardan sus teléfonos y se concentran en el acto. No hay brazos en el aire grabando la actuación y molestando a los que están detrás, las personas pueden disfrutar del espectáculo sin la distracción de un móvil, sin mensajes recibidos ni enviados.

Según dice Dugoni: “¿Qué sentido tienen todos esos mensajes, esos “compartir” y “me gusta” instantáneos?”. Según proclama el sitio web de Yondr: “Vive aquí y ahora”.

Con el aumento de los informes que demuestran los peligros de la adicción al smartphone, Dugoni quizás haya dado con la solución perfecta para este problema moderno.

Sería fantástico que la mejoría en el comportamiento y el rendimiento en la escuela se extendiera también a la vida en el hogar: muchos padres ya se estarán preguntando si pueden hacerse con unas cuantas fundas de estas para usarlas a la hora de cenar en familia. Pero ahí precisamente es donde los padres tienen que dar ejemplo: ¿y si dejamos los móviles en la mochila y los dejamos ahí… al menos hasta que los niños se hayan ido a dormir?

Tags:
jovenesmillennialstelefonía celular
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.