Aleteia

Cuando las falsas noticias son el alimento de la xenofobia y el racismo

TICKET
Facebook
Comparte

La fake news sobre un joven africano que multiplicó las reacciones racistas en las redes sociales

Ser africano, subirse a un tren y no hablar bien el italiano o el inglés puede costar caro; hasta llegar a la calumnia en una ‘falsa noticia’. Así le pasó a un joven africano que viajaba en un tren en Italia que vio su foto publicada en un post en redes sociales y que sumó más de 120.000 reacciones racistas y más de 75.000 ‘compartir’ de indignados (12 de febrero 2018).

Otro pasajero que viajaba en el mismo tren con el joven africano publicó en Facebook una denuncia contra la impunidad que favorece a los ‘refugiados’ que no pagan los pasajes del tren. Tan convincente que un periodista compartió y comentó ofendido. Sucesivamente, Trenitalia, la empresa de trenes italiana desmintió la falsa noticia. El joven africano sí había presentado un ticket pagado y solo se había equivocado de puesto.

Por si la falsa noticia no tenía suficiente. Su autor relacionó, sin causa objetiva, al joven africano con el asesinato de una joven romana de 18 años, Pamela Mastropietro, descuartizada, según los investigadores, por tres nigerianos en la ciudad de Macerata, centro de Italia.

A simple vista un joven africano calumniado por un billete de tren, un horrendo feminicidio y un joven con simpatías neofascistas no tienen relación.

En cambio, podría existir una conexión fatal y recóndita en los datos inexistentes, distorsionados, publicados en redes sociales y la mente enferma de Luca Traini, de 28 años, que en la misma ciudad del feminicidio, Macerata, sale una tarde de su casa y empuña un arma para herir a seis africanos disparándoles a sangre fría como en los video juegos.

En la época de la posverdad o mentira emotiva, una nueva forma de totalitarismo viaja en la redes sociales: odio mezclado a desinformación. Las falsas noticias incluso aumentan su flujo al acercarse a los comicios (el próximo 4 de marzo en Italia).

El análisis

Para Salvatore Cernuzio, periodista italiano de La Stampa, “los grupos fascistas siempre han existido, la diferencia es que hoy con las falsas noticias se justifica la violencia, reprobable venga de donde venga, no es cuestión de derechas o de izquierdas. Los italianos sobre el respeto a la vida deberíamos estar todos de acuerdo”.

Fausto Gasparroni, periodista, que trabaja en la agencia italiana ANSA comentó que“ lamentablemente el tema de los inmigrantes está en el centro de la campaña electoral con la debida instrumentalización” y su abuso en las redes sociales.

Pues, “existen partidos políticos que consideran que alimentar el rechazo contra el inmigrante es igual a obtener votos. En efecto, en la sociedad italiana hay un fenómeno que está creciendo; el sentimiento de rechazo debido a la percepción de que existen personas irregulares y personas extranjeras que están al servicio de la criminalidad”.

En la opinión personal del veterano cronistas lo difícil es la aprobación del gesto violento. “El aspecto más grave es que la acción terrorista de Luca Traini que ha disparado contra personas inocentes haya encontrado consenso y justificación por parte de varias personas, sea en manifestaciones públicas y sean en las redes sociales”.

Asimismo, Gasparroni juzga bastante discutible “que otros partidos (políticos) empeñados en la campaña electoral no hayan tenido verdaderas palabras de condena (a la violencia) reduciendo todo a la acción de un desquiciado. Pero, existen partidos de extrema derecha que han hecho desencadenar estos sentimientos”.

El Papa y la acogida 

“El Papa parla al mundo y expresa el valor de la acogida hacia el ser humano, pero sucesivamente, cuando él es interrogado sobre las situaciones específicas, como el caso de Italia, Francisco piensa a la realidad local y ha indicado que los gobernantes deben actuar con prudencia y la acogida debe considerar la capacidad de un país para acoger porque la llegada de los migrantes no debe hacer saltar el equilibrio social. El Papa es consciente de los problemas de la llegada de multitudes de personas extranjeras”, confirmó Gasparroni.

Michela Nicolais, periodista de la agencia de los obispos italianos, Servicio de Información Religiosa (SIR) opinó que “es preocupante cuando la información pierde el centro de la noticia; la realidad es distorsionada. Es como si los comunicadores perdiéramos el camino de lo que es humano”.

“Esto se vuelve más grave debido al contexto electoral y que por lo tanto, estos temas son instrumentalizados de un lado y del otro. Así, esto crea un clima de intolerancia hacia la diversidad y, por otro lado, existe también la subestimación del fenómeno, disminuyendo la realidad”.

En el mundo virtual, los jóvenes italianos están militando a favor del neofascismo. En los últimos 15 años, partidos de extrema derecha como Fuerza Nueva que tenían apenas mil miembros, hoy en día, cuenta con más de 13.000 inscritos y su página de Facebook tiene más de 241.000 seguidores, casi 20.000 más que el Partido Demócrata, el mayor partido de centro-izquierda de Italia. El partido CasaPound de inspiración neofascista cuenta con casi 234.000 seguidores en las redes.

Precisamente, el papa Francisco ha denunciado que hay una manera de hacer información que ensucia a los migrantes. Lo dijo durante el diálogo con los participantes en la Jornada Mundial de la Oración y la reflexión sobre la Trata de personas el 12 de febrero de 2018.

Asimismo, las falsas noticias ensucian la mente y el alma de las lectores en general. Entonces, ¿cómo defendernos? Cuestiona el Papa. “El antídoto más eficaz contra el virus de la falsedad es dejarse purificar por la verdad que nos hace libres como dice el Evangelio.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.