¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: La Cuaresma es un tiempo de penitencia, pero no es triste

© Jeffrey Bruno ALETEIA
Comparte

El Papa en el Angelus: Sólo Dios puede donarnos la verdadera felicidad

La Cuaresma es un tiempo de “combate espiritual” en el que estamos llamados a enfrentar al Maligno mediante la oración y a vencerlo en la vida cotidiana: con estas palabras el Papa Francisco introduce la reflexión que precede a la oración del Ángelus de este primer domingo de Cuaresma. Y lo hace retomando el pasaje del Evangelio de Marcos que relata la tentación de Jesús en el desierto, explicando que el Señor, va al desierto para prepararse para su misión en el mundo, y aun no necesitando conversión, enfrenta esta prueba “para darnos la gracia de vencer las tentaciones”. El Santo Padre constata que lamentablemente el mal está actuando en nuestra existencia y entorno a nosotros, “donde se manifiestan violencias, rechazo del otro, cerrazones, guerras, injusticias”.

La Buena Noticia de Jesús llama a la conversión

Tentación, conversión y Buena Noticia, son los temas ejes del Evangelio en los cuales el Santo Padre se detiene, y relata cómo después de las tentaciones en el desierto Jesús comienza a predicar el Evangelio, es decir, la Buena Noticia “que exige del hombre conversión y fe”.

“En nuestra vida tenemos siempre necesidad de conversión y la Iglesia nos hace rezar por esto” porque de hecho – afirma el Papa – “no estamos jamás suficientemente orientados hacia Dios y tenemos que dirigir continuamente nuestra mente y nuestro corazón a Él”. De ahí su consejo a “rechazar todo lo que nos lleva fuera del camino: los falsos valores que nos engañas, atrayendo de manera hipócrita nuestro egoísmo”.

“Debemos confiarnos del Señor – exhorta Francisco. de su bondad y de su proyecto de amor para cada uno de nosotros”.

Cuaresma tiempo para despojarse del hombre viejo

“La Cuaresma es un tiempo de penitencia, pero no es triste! Asegura el Papa, recordando que es un compromiso alegre y serio para despojarnos de nuestro egoísmo, de nuestro hombre viejo y renovarnos según la gracia de nuestro Bautismo”.

Dios, realización de todas nuestras aspiraciones

Sólo Dios puede donarnos la verdadera felicidad – agrega- y advierte de la inutilidad de buscarla en las riquezas, los placeres, el poder y la carrera porque es “el Reino de Dios la realización de todas nuestras aspiraciones más profundas y más auténticas”.

Francisco recuerda finalmente que estamos llamados a iniciar “con empeño el camino hacia la Pascua, para acoger siempre más la gracia de Dios, que quiere transformar el mundo en un reino de justicia, de paz y de fraternidad”.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.