Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Esta (y no San Pedro) es la iglesia más grande del mundo

BASILICA OF OUR LADY OF PEACE
Comparte

Dispone de un área exterior de unos 30.000 metros cuadrados.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Cuando el arquitecto libanés Pierre Fakhoury se encontraba diseñando la basílica de Notre-Dame de la Paix (Nuestra Señora de la Paz), sin duda tenía en mente la basílica de San Pedro: el diseño de tanto la cúpula como la plaza —circundada también por una columnata—, aunque no es una réplica, sin duda está inspirado por ella.

Aunque –quizás por respeto– Fakhoury diseñó la cúpula con una altura un poco inferior a la de la basílica romana (lo cual implica que San Pedro sigue siendo la cúpula más alta del mundo, con un total de 136 metros de altura), sí la coronó con una cruz más grande, de modo que la altura final de Nuestra Señora de la Paz es de 158 metros en total.

El Libro Guinness de los récords asegura que esta basílica, que se encuentra en Yamusukro, capital administrativa de Costa de Marfil, es en realidad la iglesia más grande del mundo. Todo el complejo, que incluye no solo la rectoría, sino también una villa y la columnata, cubre un área de 30.000 metros cuadrados. Sin embargo, solamente puede acomodar a 18.000 fieles. Comparada con San Pedro, que tiene capacidad para unos 60.000 fieles, no parece ser tan grande. El motivo es bastante claro: menos de la mitad de la población de Costa de Marfil es cristiana y, de hecho, a los servicios que se celebran en la basílica asisten regularmente solamente unos pocos cientos de personas.

La basílica fue consagrada por san Juan Pablo II el 10 de septiembre de 1990. El Santo Padre accedió a la consagración con la condición de que se construyera cerca un hospital.

El hospital se completó en 2014.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.