Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San Jenaro
home iconActualidad
line break icon

Ya basta: se debe prohibir de la venta de armas de asalto a «mercado abierto» en Estados Unidos

© Fotos GOVBA

Jaime Septién - publicado el 17/02/18

De nuevo el debate sobre la venta de armas

La matanza de Parkland, por un joven blanco de nombre Nikolas Cruz, ha desatado, como cada vez que se atenta contra la población estudiantil en una escuela de Estados Unidos, el debate sobre la venta de armas, más aún de armas de asalto, “a mercado abierto” en ese país.

En el blog “La Biblia y la Cultura” el profesor evangélico Ben Witherington ha escrito un intenso alegato para que se suspenda la venta del rifle de asalto AR-15, mismo que habría usado Cruz para matar a 17 personas en Parkland, el pasado Miércoles de Ceniza.

“No sé ustedes, escribió Witherington, pero como maestro, y después de dieciocho ataques a niños en edad escolar en menos de dos meses de este año, y después de que el rifle de asalto AR-15 se ha utilizado en una decena de ataques escolares para matar a muchos de nuestros inocentes niños en los últimos años, es hora de decirle a los comerciantes de armas, a la ANR (Asociación Nacional del Rifle), al Congreso y a nuestro presidente: ¡Basta, es suficiente!”

La ANR, buena parte de los representantes republicanos en el Congreso y el presidente Trump, han mantenido, hasta ahora, una política poco restrictiva, por no decir permisiva, en lo que se refiere a la compra y uso de esta arma de asalto –la AR-15– que ya se ha cobrado la vida de muchos niños y jóvenes en ataques escolares.

Witherington subrayó que, “como mínimo” debía reinstituirse “de inmediato” la prohibición de venta y portación de armas de asalto caducas. Pues no son ni rifles de caza ni pistolas para ser usadas como protección personal, sino que son armas “hechas específicamente para propósitos militares y solo deberían estar en manos de las fuerzas del orden público y militares”.

El derecho a la vida por encima de todo

Para el profesor evangélico no existe interpretación razonable de la “Declaración de Derechos” de los estadounidenses que justifique que ese tipo de armas se puedan comprar por los ciudadanos en el mercado abierto.

El derecho a tener una milicia bien ordenada, que señala la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, nada tiene que ve con el uso de armas militares por personas que no tiene la función de resguardar el orden público ni la seguridad de la comunidad.

Más adelante, Witherington desenmascara dos argumentos que él llama “mitológicos”, argumentos que suelen estar del lado de la poderosa ANR y de quienes son patrocinados por ella en el Congreso estadounidense: que las armas de fuego no matan a las personas y que la solución a la violencia social es que haya más armas de fuego en un mayor número de manos.

“Ninguna de estas proposiciones puede permanecer sin escrutinio, especialmente en una sociedad llena de personas mentalmente enfermas, temerosas y violentas que, sin embargo, aún pueden tener acceso a tales armas”, comentó en el blog “La Biblia y la Cultura”, Ben Witherington.

Como muchos otros estadounidenses, este profesor evangélico apeló a la obligación que debe tener la actual legislatura de Estados Unidos a poner un tope a la venta casi irrestricta de armas de asalto, como la usada en la última tragedia de Parkland, en la que murieron 17 personas.

Algo huele mal

Para Witherington, “uno de los signos más reveladores del estado del alma de una sociedad” tiene que ver con aquello que le permite pasar a los miembros más vulnerables de la misma: los niños, los ancianos, los enfermos.

“Hace mucho tiempo me enseñaron que mis derechos terminan donde comienza la vida de otra persona. Y si la posición de los defensores de las armas es cómplice al permitir el asesinato de nuestros hijos, entonces algo está terriblemente mal, y tenemos que sacrificar un supuesto derecho, por el bien de la vida de los demás”, apuntó en su comentario Witherington.

Y terminó diciendo que, después de todo, la vida es el bien más básico. “Sin vida humana, ni siquiera podemos hablar de derechos humanos. Proteger la vida es mucho más fundamental que proteger los derechos de los vivos. Suficiente es suficiente”.

Tags:
armasestados unidos

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.