Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 02 marzo |
San Ceada
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Mindfulness para aliviar las migrañas?

HEADACHE,WOMAN

Shutterstock

Anna O'Neil - publicado el 16/02/18

Según un estudio reciente, el mindfullness puede afectar físicamente a cómo sentimos el dolor

Dolor es una sola palabra, pero en un sentido neurológico, son tres actividades independientes en el cerebro. Y aunque dos se encuentran básicamente fuera de nuestro control, una de ellas no. Dado que actualmente escribo estas palabras con una migraña, he podido comprobar que esta información me está ayudando en esta mañana tan difícil, que no es poco. Voy a explicarlo.

Según un estudio publicado en 2016 en el Centro Nacional para la Información Biotecnológica de Estados Unidos, el dolor se compone de tres elementos:

1. Sensorial: una sensación de dolor, como resultado de que algo físico en tu cuerpo ha sido dañado o no funciona correctamente.

2. Cognitivo: el hecho de que te hayas dado cuenta de que sientes dolor y pienses en ello.

3. Afectivo-motivador: ver el dolor como algo desagradable y desear que pare.

En una resonancia magnética, cada elemento de lo que sentimos como dolor aparece como una actividad diferente en el cerebro. No hay nada, mentalmente hablando, que puedas hacer si alguna parte de tu cuerpo no funciona como debería y te duele.

Y, a menos que te quedes dormido, no tendrás mucho éxito si intentas eliminar el aspecto cognitivo del dolor. No es posible simplemente no darse cuenta de que algo duele. Pero, ¿qué ocurre con el tercer elemento, con el afectivo-motivador? Bueno, eso es otra historia.

Según el estudio, la práctica del mindfullness, este método de meditación también conocido como “conciencia plena”, puede alterar físicamente la actividad neuronal correspondiente relacionada con la manera en que el cerebro siente este tercer elemento del dolor, de tal forma que puede alterar su intensidad.




Te puede interesar:
Mindfullness: ¿Qué piensas? ¿Qué sientes?

Al margen de toda esta ciencia tan formal, los partidarios del mindfullness han reconocido este fenómeno y han creado su propio lenguaje. Clasifican el dolor en dos categorías:

  • dolor primario, que es la sensación de dolor en sí misma,
  • dolor secundario, que es nuestra propia resistencia natural al dolor, esa parte en la que pensamos “odio esto, ojalá termine ya, es horrible”. Es este dolor secundario el que puede controlarse en cierta medida.

¿Qué es esta “conciencia plena” y cómo alivia el dolor secundario?

Empezaré diciendo que cuando alguien me sugería trabajarla me sentía muy ofendido y, cada vez que salía esta expresión, resoplaba con rabia y cambiaba de tema. Parecía una sugerencia que no se podía tomar en serio. ¿Me estás diciendo que si pongo mayor empeño en respirar más lentamente y tener pensamientos felices mi dolor de cabeza se irá?

Parece ser que este tipo de meditación no funciona así. Cuando me encontré tan desesperado como para intentarla, descubrí que no es una moda pasajera, no es sensacionalista y tampoco es particularmente fácil. Pero es sencilla y merece la pena. (A propósito, los efectos positivos de esta meditación no pueden ser explicados por el efecto placebo).

La “conciencia plena” es simplemente percatarse del momento presente y todo lo que conlleva, los pensamientos, las emociones y las sensaciones. No es más que esta percepción. La verdadera conciencia plena implica sentir los sentimientos y el dolor y escuchar los pensamientos, sin juzgarlos, ya sea para bien o para mal. Se trata de centrarse en existir sin hacer nada más. Como ya he dicho, es simple, pero no es fácil.

Para mí, esta mañana, tener una atención plena significa sentir el dolor detrás de los ojos sin contestar deliberadamente a los pensamientos que de forma natural pasaban por mi cabeza: “Si me sintiera bien, podría hacer mucho más”, o “esto deseando que esto termine”, o “lo odio, ¿cuándo va a terminar?”. No quiero decir que no odie el dolor, simplemente elijo no darle importancia de forma consciente a mi respuesta afectiva-motivadora.

No ha logrado que el dolor desaparezca, pero ha hecho que de alguna forma la mañana haya ido mejor. Me consuela saber que no todo está en mi cabeza (sin querer hacer un juego de palabras). Una resonancia magnética me mostraría que hay un motivo por el que mi mañana ha ido mejor que la última vez. Esa región que se encarga de mi respuesta ante dolor secundario no está iluminada de forma tan brillante.


HEADACHE

Te puede interesar:
¿Sabes qué alimentos debes evitar para prevenir las migrañas?

Tags:
meditaciónsalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
7
NEWBORN
Cerith Gardiner
12 nombres de bebés varones que combinan bien con «María»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.