Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Muere un héroe al proteger a los alumnos en la masacre de Florida

Comparte
Comenta

Primero fue alumno, luego guardia de seguridad y también entrenador. A Aaron Freis le agradecen hoy haber dado la vida para salvar a otros.

La vida de Aaron Freis estaba unida al instituto de Florida en el que ayer un muchacho acabó con la vida de 17 personas, una de ellas el propio Freis.

De complexión fuerte y con barba pelirroja, el inconfundible Aaron había sido alumno del instituto. En 1999 se graduó felizmente. Transcurridos varios años, optó a la plaza de guardia de seguridad del lugar y llevaba ocho años custodiando a los estudiantes. Los saludaba, ponía firmes a los que no cumplían la normativa, saludaba al entrar y salir todos ellos. Conocía muy bien los pasillos de cada zona, los rincones donde podía esconderse algún alumno…

Además, recientemente se había involucrado más en la vida de los chavales. Era el entrenador asistente de fútbol.

Lo que no esperaba es que en la mañana de ayer otro exalumno, Nikolas Cruz, entrara al recinto con un fusil semiautomático AR-15 y disparara indiscriminadamente a los muchachos.

A Aaron no le faltaron fuerzas para proteger a los alumnos en cuanto comprendió que los disparos eran un ataque a cuantos se cruzaran en el camino de aquel loco.

MSDEagles - Twitter

“Se toma muy en serio el papel de proteger a los alumnos”, explicó en su Instagram Andrew Hofman, quien había sido entrenador de natación y polo en el mismo centro educativo. Lo expresaba en presente porque en aquellos momentos todavía existía la duda de si Aaron había resultado solo herido y se encontraba en algún hospital. Lamentablemente no fue así.

Rezos por el “guardián”

Ahora las redes sociales están llenas de comentarios que elogian la figura de aquel “guardián”. Rezan por él, le agradecen que se interpusiera entre el asaltante y unos alumnos a los que sin duda protegió con su cuerpo de una muerte casi segura. Falleció, pues, dando la vida por ellos y esa es la última línea de su currículum, vinculado para siempre a la historia de Virginia y a la de muchas personas que no olvidaran su ejemplo.

Su equipo de fútbol publicó en Twitter: “Con gran tristeza nuestra familia de fútbol ha tenido conocimiento de la muerte de Aaron Feis. Era nuestro entrenador asistente de fútbol y guardia de seguridad. Él desinteresadamente protegió a los estudiantes cuando le dispararon. Murió como un héroe y siempre estará en nuestros corazones y recuerdos”.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.