Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

¿Qué opinan los chilenos sobre los pueblos originarios?

CHILE
Comparte
Comenta

Se hace necesario el diálogo intercultural para promover la paz

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile difundió en las últimas horas los resultados de una encuesta sobre percepciones y manifestaciones del racismo en el país sudamericano en el que también se incluyeron preguntas sobre los pueblos originarios.

En base a los datos relevados, los resultados han sido más que contundentes.

“La población considera que en general los pueblos originarios no se caracterizan por ser personas trabajadoras (63,1%), ni agradables (71,7), ni humildes (65,7), ni educadas (73,4), ni solidarias (69,3); y que parte de sus integrantes tienden a ser violentos (81,6), rebeldes (82,9), flojos (69,1), extraños (65,2) y desagradables (67,4)”, señala a manera genera la encuesta presentada en el propio portal del INDH.

El INDH, que subraya que en Chile persisten los prejuicios contra los pueblos indígenas, también sostiene “que más de la mitad de la población los considera responsables de las situaciones violentas que experimentan, percepción que se agudiza en los segmentos socioeconómicos altos y medios, así como en las zonas norte y sur del país”.

Como contrapartida, prosigue el estudio, “un tercio de la población los victimiza, percepción más acentuada en la zona central y en la Región Metropolitana, así como en la población más joven”.

“La actitud decidida de los actores del mundo político y la sociedad en general, así como el establecimiento de un diálogo de alto nivel para resolver sus demandas y problemáticas, ayudaría a aminorar las actitudes discriminatorias contra los pueblos originarios”, dice Marcela Molina, abogada especialista de la Unidad de Estudios del INDH.

El conflicto mapuche de fondo

El tema de los mapuches, famoso grupo originario chileno que en los últimos tiempos ha sido motivo de conversación debido al accionar de algunos grupos violentos con la quema de Iglesias en su reclamo de tierras, entre otras cosas, aparece como uno de los motivos más potentes a la hora de encontrar respuesta a varios de los prejuicios.

Es por ello que desde el INDH se lanza una fuerte recomendación al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y al Ministerio de Desarrollo Social para desarrollar políticas públicas con foco en el pueblo mapuche que promuevan el diálogo intercultural y fomenten la paz en las zonas de conflicto.

“Mi paz les doy”

En su última visita a Chile, en enero de 2018, el papa Francisco también estuvo presente en Temuco, La Araucanía, tierra de los mapuches. Fue ahí, en una de sus misas multitudinarias, donde esbozó varias palabras con respecto a los pueblos originarios.

“La violencia llama a la violencia aumenta la fractura y separación. La violencia termina volviendo mentirosa la causa más justa”, expresó el papa Francisco en relación al conflicto mapuche y quien presidió una misa masiva por el “Progreso de los Pueblos” en el Aeropuerto de Maquehue, Temuco, este miércoles 17 de enero de 2018.

El Papa también invitó a seguir el camino del diálogo, la unidad y dejar la violencia para buscar justicia.

“Es imprescindible defender que una cultura del reconocimiento mutuo no puede construirse en base a la violencia y destrucción que termina cobrándose vidas humanas”, sostuvo.

No se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro, porque esto lo único que despierta es mayor violencia y división”, insistió el Papa, quien en varias ocasiones hizo referencia al concepto de ser “artesanos de unidad”.

Ese mismo día el Papa almorzó con representantes de comunidades mapuches. A casi un mes de aquellas palabras y del viaje a Chile, que tuvo como lema “Mi paz les doy”, es bueno recordar todo esto para que los prejuicios que persisten en la sociedad chilena con respecto a los pueblos originarios puedan quedar a un lado y lo que predomine sea la unidad.

 

Con información de INDH

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.