Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

“Sobreviví a Auschwitz porque sabía que era amada”

LILIANA SEGRE
Rai.tv
Comparte
Comenta

Superviviente del Holocausto, Liliana Segre ha sido nombrada senadora vitalicia por el presidente italiano el pasado 19 de enero. Un título que honra su fuerza de carácter, su recorrido profesional y su compromiso con el servicio de la transmisión del saber.

Liliana Segre conoció el horror de los campos de concentración, aunque su apariencia no deja entrever nada de eso. Liliana Segre tiene la mirada clara. La mirada de quien ha visto atrocidades y ha sido víctimas de ellas, pero que continuó avanzando, costara lo que costara, para hacer prevalecer la vida. Durante cuarenta años no dijo nada. Hasta que se dio cuenta de la fuerza del testimonio, de su testimonio. Desde entonces, se comprometió incansablemente con la transmisión de su historia y el encuentro con estudiantes de múltiples escuelas milanesas.

Hace unos días, el presidente italiano Sergio Mattarella decidió nombrarla senadora vitalicia. “La vida de Liliana Segre es un testimonio de libertad. Como senadora, demostrará el valor de la memoria”, dijo Paolo Gentiloni, presidente del Consejo de ministros italiano. Según la Constitución, el presidente puede nombrar a los ciudadanos para este cargo por haber “honrado a la Patria en virtud de sus méritos en los ámbitos social, científico, artístico y literario”.

LILIANA ALBERTO SEGRE
Domaine Public

En enero de 1944 fue deportada con su padre a Alemania a Auschwitz-Birkenau 

Nacida en Milán en 1930, Liliana Segre fue víctima de las leyes raciales fascistas a la edad de 8 años y se vio obligada a dejar la escuela primaria en septiembre de 1938. Cinco años después, mientras intentaba huir a Suiza con su padre y sus dos primos, fue arrestada y devuelta a Italia. En enero de 1944, es deportada con su padre a Alemania, a Auschwitz-Birkenau, donde fue sometida a trabajos forzados durante casi un año en la fábrica de municiones. Su padre y sus abuelos no regresaron. A finales de enero de 1945, fue trasladada al campo de mujeres de Ravensbrück y luego al campo de trabajo de Malchow, en el norte de Alemania. Finalmente fue liberada el 1 de mayo de 1945 y regresó a Milán en agosto de 1945.

Liliana Serge
Nadav levy | wikimedia | CC BY-SA 4.0

Liliana Sagre, que hoy tiene 87 años, está casada y tiene tres hijos, permaneció en silencio durante 45 años. Entonces, a principio de los años 1990, decidió contar su historia a los más jóvenes. Para no olvidar. En una entrevista concedida al periódico italiano Corriere della Sera, Liliana Segre resume en una palabra aquello que la mantuvo con vida durante todas sus adversidades: el amor.

“Todavía me pregunto cómo la niña que yo era pudo salvarse. Me recuerdo con la cabeza rapada, los pies llenos de heridas caminando hacia la muerte… ¿Encontró usted una respuesta? El amor. Era muy querida por mis abuelos, por mi padre (…). Un amor que me protege todavía hoy día. Es como una armadura que me protege de todos los males del mundo” (Corriere della Sera, 20 de enero de 2018).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.