Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 22 abril |
San Sotero y san Cayo
home iconCultura e Historia
line break icon

G.K. Chesterton: Por qué la civilización occidental no morirá

G.K. Chesterton

Wikipedia CC

Nikola Krestonosich - publicado el 13/02/18 - actualizado el 13/02/18

Muchas generaciones encontraron que las ideas de la ortodoxia cristiana no solo eran útiles, sino también verdaderas.

El impulso principal para la evolución del vocabulario de un lenguaje es que, como hablantes de un tiempo en particular, usamos el lenguaje guiados por nuestras propias preferencias peculiares. Guiados por estas preferencias, empezamos a usar algunas palabras más que otras y, además, incluso las clasificamos entre las que vemos con aprobación y las que pensamos son de mal gusto.

En este sentido, parece que nuestra era ha dado preferencia a palabras de origen ‘revolucionario’. Hoy en día, ‘revolución’ es siempre un término de elogio y ser rebelde es algo parecido a un ideal moral. De modo que no es sorpresa descubrir que ‘ortodoxia’ ha seguido el camino de ‘tradición’ y otros términos con connotaciones conservadoras, no es chocante que se use con menos frecuencia que los términos revolucionarios mencionados antes, ni siquiera que se use siempre en modo peyorativo. No se me ocurre ningún contexto en el mundo moderno en que la frase “es muy ortodoxo” se use como expresión de alabanza.

Sin embargo, al igual que con el caso de ‘tradición’, el uso moderno de ‘ortodoxia’ (y sus derivados) se basa en su mayoría en la confusión y la ignorancia. Muchas personas conciben la ortodoxia como una creación artificial, como un grupo bastante pequeño de ideas que un pequeño grupo de personas crean arbitrariamente y mantienen vivas artificialmente al rechazar constantemente ideas nuevas. Sin embargo, este no es realmente el significado de ortodoxia; es decir, no es el significado que le dan los muchos filósofos que pensaron en la ortodoxia como algo digno de defender.

Chesterton, por ejemplo, no piensa de la ortodoxia de esta manera. Para él, la ortodoxia se asemeja íntimamente a lo que William James y su escuela de Pragmatismo entendieron como sentido común: un grupo de ideas que han sobrevivido la arremetida del tiempo porque los humanos de muchas generaciones las encontraron no solamente útiles, sino también verdaderas. Para Chesterton, la ortodoxia cristiana representa esas ideas y opiniones que han sobrevivido el azote del tiempo y han terminado formando lo que hoy se conoce como Civilización occidental:

“Y es que si esta obra es una burla, el burlado soy yo, puesto que soy ese hombre que, con total osadía, descubrió lo que ya estaba descubierto. Si hay un elemento de farsa en estas páginas, habrá de ser a mi costa, pues en ellas se narra cómo creí ser el primero en poner el pie en Brighton, cuando en realidad era el último, y se detallan mis elefantinas aventuras en pos de lo evidente. Nadie considerará mi caso más ridículo que yo, y ningún lector podrá decir que intento burlarme de él: yo soy el chasqueado de esta historia y nadie me despojará de mi trono. Admitiré libremente todas las estúpidas ambiciones de finales del siglo XIX. Como todos los niños serios, intenté ser un adelantado a mi época. Igual que ellos, me esforcé en ir diez minutos por delante de la verdad. Y descubrí que iba mil ochocientos años por detrás. Imposté la voz con penosa grandilocuencia juvenil para exponer mis verdades.

Y recibí el castigo más divertido y merecido, porque, aunque he seguido creyendo en ellas, he descubierto, no que fuesen falsas, sino sencillamente que no eran mías. Creía estar solo, y en realidad me hallaba en la ridícula situación de contar con el apoyo de toda la Cristiandad. Es posible, y espero que el cielo me perdone por ello, que intentara ser original, pero tan sólo conseguí idear un mal remedo de las tradiciones ya existentes de la religión civilizada. (…) Me esforcé en inventar una herejía propia y, después de darle los últimos retoques, descubrí que era la ortodoxia”. (Ortodoxia, Introducción)

No obstante, el aspecto más importante de la noción de Chesterton de ortodoxia es que todas las ideas que la constituyen han de ser descubiertas una y otra vez; que el hecho de haber resistido el paso del tiempo no es garantía de nada. Todo individuo tiene que aprenderlas de nuevo y tiene que defenderlas como la primera persona que las descubrió. Quizás fue contra un entendimiento similar de la ortodoxia que Nicolás Gómez Dávila escribió: “Madurar es transformar un creciente número de lugares comunes en auténtica experiencia espiritual”. (Escolios a un texto implícito, § 655)

Tags:
civilizacionesculturaG.K. Chesteronoccidente
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.