¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Lourdes: el 70º milagro, reconocido oficialmente

Comparte

Mons. Jacques Benoit-Gonnin, obispo de Beauvais (Francia), ha declarado solemnemente “el carácter prodigioso y milagroso” de la curación de una religiosa, Sor Bernadette Moriau, “por la intercesión de la Virgen María, Nuestra Señora de Lourdes”.

“¡Gran alegría para la Iglesia católica!”, proclamó la diócesis de Beauvais en su cuenta de Twitter el domingo 11 de febrero, día de Nuestra Señora de Lourdes.

Mons. Jacques Benoit-Gonnin, su obispo, ha reconocido oficialmente como milagro la curación en 2008 de Sor Bernadette por la intercesión de la Virgen de Lourdes. Se trata del 70.º milagro reconocido oficialmente desde las apariciones de la Virgen María a Bernadette Soubirous en 1858. Este anuncio se produce precisamente el día del 160.º aniversario de la primera aparición de la Virgen, un 11 de febrero.

Sor Bernadette Moriau, nacida en el norte de Francia en 1939, entró a los 19 años en el convento de una congregación de franciscanas y se convirtió en enfermera en 1965. Desde 1966, con 27 años, experimentó dolores lumbociáticos y, a pesar de cuatro intervenciones quirúrgicas, ya no pudo ejercer como enfermera ni funcionar con normalidad.

Ya no más tratamientos, de la noche a la mañana

En julio de 2008, cuando tenía 69 años, participó en una peregrinación a Lourdes con su diócesis y recibió el sacramento de los enfermos. A su regreso a Francia, el 11 de julio de 2008, “sintió una sensación inusual de relajación y de calor por todo su cuerpo” y “percibió como una voz interior que le pedía que se quitara el conjunto de sus aparatos, corsé y férula”, según un comunicado de la diócesis. Sor Moriau interrumpió aquel mismo día todos sus tratamientos.

Después de una batería de exámenes, evaluaciones, varias reuniones colegiadas y de numerosas confrontaciones, la Oficina de constataciones médicas de Lourdes afirmó en 2013 “el carácter imprevisto, instantáneo, completo, duradero e inexplicable de su curación”. En noviembre de 2016, en Lourdes, el Comité Médico Internacional de Lourdes (CMIL) confirmó durante su reunión anual “la curación inexplicable a partir de los conocimientos científicos actuales”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.