Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los sorprendentes beneficios emocionales de reducir el azúcar

SUGAR
Marcos Mesa Sam Wordley - Shutterstock
Comparte

El alto consumo de azúcares disminuye nuestros niveles de serotonina afectando a nuestro estado de ánimo.

Hay mucha información hoy en día sobre el consumo de azúcar y harinas refinadas. Se comenta que es malo para la salud y por ello muchas personas han comenzado a limitar el consumo de azúcar. Se trata de una muy buena idea siempre y cuando se realice paulatinamente y con asesoría nutricional.

Es cierto que el consumo de azúcar hace liberar la serotonina en el cerebro que permite subir el estado de ánimo. Pero exceso de su consumo hace que el cuerpo exija más y más para producir serotonina y, cuando esta se agota, se producen cambios de humor y una sensación de depresión.

Por lo tanto, si reducimos los niveles de azúcar de forma paulatina lograremos en parte equilibrar nuestro estado emocional. Atención, aconsejamos reducir y no eliminar completamente el azúcar de nuestra dieta pues necesitamos un consumo limitado de azúcar para el buen funcionamiento del cerebro, la vista, el sistema nervioso, los músculos…

Además,  eliminar completamente el azúcar refinado de nuestra dieta no es una tarea sencilla, ya que se encuentra añadida en la gran mayoría de alimentos que encontramos en el mercado. Además, no solamente debemos quitar los alimentos de sabor dulce sino también los salados como las salsas para pasta, los nuggets o el kétchup que contienen azúcares añadidos.

 

Lo ideal es buscar alternativas basadas en alimentos naturales, nutritivos para calmar el apetito de lo dulce como las frutas y otros alimentos ricos en otros nutrientes.

Shutterstock / aza_za

¿Por qué se desaconseja el consumo de azúcar y harinas refinadas? 

Los productos que contienen azúcar y harinas blancas alteran la ecología intestinal produciendo un incremento de bacterias anaeróbicas y matando las bacterias que tienen como función principal el metabolismo del triptófano.

El triptófano es una molécula (aminoácido) que todos comemos en la carne, banana, leche o el huevo, por lo cual nadie debería carecer del mismo si es bien absorbido. El problema la flora bacteriana con el consumo de productos industrializados se altera y se absorbe incorrectamente el triptófano no se genera la síntesis de serotonina.

La serotonina es un neurotransmisor que se encuentra en nuestro cerebro, en nuestro aparato digestivo y en las plaquetas. Estimulan o inhiben los estados emocionales, la respuesta al dolor y el ciclo sueño-vigilia

Cuando se toma azúcar, la serotonina se libera en el cerebro, elevando el estado de ánimo, si consumes azúcar en exceso aumenta la producción de serotonina, y cuando se agota el suministro puede originar cambios de humor y una sensación de depresión.

Shutterstock

¿Cómo podemos hacer para disminuir el azúcar sin disminuir los niveles de serotonina?

  • Reduciendo a 25 gramos de azúcar por día.
  • Leyendo las etiquetas de los alimentos, buscando aquellos con bajos contenido de azúcar o nulo.
  • Eligiendo alimentos lo más naturales posibles y que contengan la menor cantidad de ingredientes.
  • Seleccionando alimentos ricos en el aminoácido esencial triptófano, el precursor de la serotonina, para garantizar su producción.  Lo podemos encontrar en: la soja, queso, pistachos, habas blancas, atún, lentejas, salmón y almendras
  • Además de consumir alimentos ricos en vitaminas C, B1, B6, B9 y B12, calcio y zinc para favorecer la conversión de triptófano a serotonina. Estos son: pescados azules, carnes magras, lácteos, legumbres, cereales integrales, frutos secos, frutas y vegetales de estación, huevos.
  • La síntesis de serotonina, se activa en presencia de oxígeno, por lo que la actividad física activa su producción y el descanso reparador también.

La alimentación actual es muy abundante en azúcares y harinas refinadas, a esto se suma el estrés predominante en nuestros días, que son los responsables del “déficit” de serotonina la que garantiza, entre otras cosas, el equilibrio en el estado de ánimo. Por ello la importancia de incluir en la alimentación estos alimentos mencionados anteriormente para no sentir la falta de azúcar.

 Recuerda que todo cambio en la alimentación debe ser paulatino para poder mantenerlo y realizarlo con éxito.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.