Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

La niña-madre de 9 años que conmociona Perú

Comparte
Comenta

En Perú más de 1.500 madres al año tienen entre 11 y 14 años

Tiene nueve años y acaba de dar a luz. Desde los 6 años ha sido abusada por su progenitor. Pese a la fragilidad de su cuerpo, y los cambios hormonales que soportó, propios de su estado de gestación, la niña madre de nueve años, parece no renunciar a su maternidad. Amamanta con ternura a su bebe de tres kilos y medio de peso, un hecho que llamó la atención al equipo de médicos que la asistió en el parto.

Luego de una cesárea exitosa que le evitó a la pequeña los dolores propios del alumbramiento, el grupo de 12 galenos que la intervino llegó a la conclusión de que su pubertad precoz, le permitió concebir a tan temprana edad. 

El caso ocurrido en Tacna recuerda al de Lina Medina aun no explicado por la ciencia médica en el Perú . Su historia a más de 4 mil metros sobre el nivel del mar, en la cordillera de los andes, conmociona a la sociedad peruana. 

Cuando “no se pide ser madre”

Los datos sobre la maternidad de las niñas en Perú son estremecedores. Cada día al menos cuatro menores de 15 años se convierten en madres, según el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) entidad que solo en 2015 registró 1538 casos de madres entre 11 y 14 años de edad, que acudieron para declarar el nacimiento de sus hijos.

La inseguridad en las familias peruanas crece frente a la falta de políticas de prevención y leyes que sancionen a este tipo de agresores quienes en muchos casos, tras cometer el hecho, purgan condena por 10 años, solo sí la violación se realiza a menores de 11 años de edad. Con una marcha por la paz y la justicia social grupos de padres de familia e instituciones de la sociedad civil, exigen a las autoridades mayor rigurosidad en la normativa legislativa.

Misioneras ayudan a la niña-madre de 9 años

El caso de Tacna tiene condiciones dramáticas porque la niña que tiene en sus brazos además de ser su hija es su hermana. El alumbramiento tuvo lugar en el Hospital regional de Tacna Hipólito Unanue, ciudad donde se encuentra el albergue promovido por la Orden de la congregación hermanas misioneras parroquiales del Niño Jesús de Praga. Ellas son ahora quienes le ofrecen la atención afectiva y psicológica que requiere para asumir su nuevo rol de madre.

Las Misioneras se dedican a la asistencia de madres adolescentes desde hace 81 años en el Perú. En 2011 el Congreso de la república destacó la labor pastoral que realiza esta congregación en Arequipa, Lima, Tarma y Tacna. Una labor esencial para dar solución al drama de Tacna y de otras niñas que aún más mayores (entre 11 y 14 años de edad) necesitan mucho apoyo para llevar adelante su maternidad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.