Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

480 euros por mofarse en Instagram de los sentimientos religiosos

JESUS DESPOJADO
Comparte

Un joven publicó en abril un fotomontaje con el Cristo de la Amargura y su rostro. Ahora ha sido condenado

480 euros es la multa que un joven de 24 años tendrá que abonar tras cometer un delito contra los sentimientos religiosos. El joven publicó en Instagram un fotomontaje con su propia cara del Cristo de la Amargura, popularmente conocido en la Semana Santa de Jaén como El Despojado.

El joven subió a la red social la fotografía en abril de 2017 y en ella puede verse cómo el rostro original era sustituido por una imagen suya en la que incluso puede verse el característico piercing de su nariz. La cofradía nada más conocer la publicación pidió insistentemente al joven que retirara el fotomontaje y el joven hizo caso omiso a las peticiones.

Finalmente la Hermandad de la Amargura de Jaén decidió denunciar la ofensa religiosa. En su escrito denunciaban “vergonzosa manipulación del rostro de la imagen” y por eso sentir un “manifiesto desprecio y mofa hacia la cofradía con propósito de ofender”.

Antes de que se produjera el juicio el joven reconoció su culpabilidad y aceptó el pago de una multa de 480 euros (2 euros diarios durante ocho meses). La fiscalía había solicitado 2.160 euros.

Te puede interesar:
Blasfemia, ¿derecho o delito?

En España el Código Penal es muy claro. En su artículo 525 expresa: “1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican. 2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna”. No obstante este tipo de juicios suelen terminar con el archivo o la absolución de los acusados.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.