Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

¿Conoces el nuevo “fichaje” del Cerro Porteño de Paraguay?

Comparte
Comenta

El club de fútbol le abre su casa a Chiquitunga, quien pronto será la nueva beata paraguaya

Tiene capacidad para 45.000 espectadores, sin contar el campo de juego, y su remozado aspecto fue inaugurado en 2017. Se trata del estadio Nueva Olla, una verdadera “catedral de la pasión” del club de fútbol Cerro Porteño, uno de los más prestigiosos del país sudamericano.

Precisamente se está evaluando la posibilidad de que en este escenario se realice la ceremonia de beatificación –prevista para mayo de este año- de la carmelita María Felicia Guggiari, quien como religiosa adoptó el nombre de María Felicia de Jesús Sacramentado, pero popularmente se la conoce como Chiquitunga.

Este martes una comitiva encabezada por el arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, recorrió las instalaciones del club con el fin de evaluar los posibles lugares donde se podrían desarrollar las celebraciones y diversas disposiciones del club, informan medios como ABC.

Juan José Zapag, presidente del club, hizo las veces de anfitrión y encargado de abrir la casa de este conocido club de fútbol latinoamericano a la próxima beata paraguaya.

¿Quién era Chiquitunga?

Nacida en Villarrica en 1925, María Felicia se volcó de lleno a la Acción Católica desde su adolescencia. Se entregaba a Dios acompañando niños en la catequesis, jóvenes trabajadores y universitarios, pobres, enfermos y ancianos.

“En todos los trabajos que estoy realizando trato de poner el sello de nuestro espíritu cristiano, porque quiero que todo se sature de Cristo y donde quiera que sea pueda dejar un rayito de luz”, escribió durante sus años de intensa vida apostólica, recuerda una nota publicada en Aleteia a cargo de Esteban Pittaro. (Más info aquí).

Incluso, el tema de esta mujer estuvo presente durante la última visita del papa Francisco a Paraguay en el año 2015. Por aquel entonces, el obispo de Caacupé monseñor Claudio Giménez, junto a otros obispos paraguayos, le había insistido al Papa por la causa de Chiquitunga.

Así pues, esta mujer paraguaya –“las más gloriosas de América” como el propio Francisco como ha reiterado varias ocasiones debido al papel que tuvieron en la reconstrucción del país tras la Guerra de la Triple Alianza (1864 y 1870 )-,  que está cerca de convertirse en la primera beata de Paraguay, de alguna manera se ha convertido en el “fichaje estrella” de este famoso club deportivo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.