Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El amor de hija explicado en un vídeo

MUM AND KID HUGGING
© Shutterstock
Comparte

¿Cómo es el amor de las niñas hacia sus madres?

Mucho se ha escrito sobre el amor de las madres hacia sus hijos.

Ha de experimentarse para conocerlo. El día que nació mi hija mayor mi madre me lo hizo ver: “¿Ahora entiendes lo mucho que yo te quiero a ti?”

En Aleteia hemos publicado decenas de artículos sobre la maternidad y vídeos protagonizados por artistas como Jennifer López, Adele, Eva Longoria y Jessica Alba que han transmitido la transformación radical que ha supuesto la maternidad en sus vidas.

Te puede interesar:
Amor de madre adolescente

Sabemos pues que el amor de madre es único. ¿Y el de hija, cómo es? Cuesta encontrar en Internet una cita o una frase especial para ilustrar este amor que es fruto de la relación humana más intensa.

Hablamos del amor hacia la mujer que te ha gestado en sus entrañas, que te ha dado la vida, que te ha criado, que te ha dado transmitido su identidad, su estilo de vida, sus creencias y que cada día se preocupa por tu bienestar.

Dice la ciencia que la relación madre e hija es la más fuerte que existe entre dos seres humanos pues comparten una idéntica anatomía en la parte del cerebro que gobierna las emociones.

Es cierto que, a veces la relación madre e hija puede resultar difícil. Es precisamente esta coincidencia emocional la que provoca roces entre ellas y hace que las dos choquen de vez en cuando.

Pero también es cierto que la fortaleza de este vínculo está muy relacionada con la empatía. Las hijas comprenden bien a sus madres pues sienten las cosas de la misma manera.

Si mamá está cansada, ella lo sabrá. Si mamá está preocupada, ella lo intuirá. Si mamá está triste, difícilmente se lo ocultará. Y, por supuesto, si mamá está contenta, descansada y feliz, ella también lo estará.

Los niños son criaturas extraordinariamente empáticas y especialmente las niñas con sus madres.

Son conscientes del esfuerzo que hacen cada día para sacar adelante a la familia, se solidarizan con ellas e intentan ayudarlas y apoyarlas en las labores cotidianas.

Una conocida marca de chocolates ha querido publicitarse a través de esta conmovedora historia de amor. Y es que el amor de hija es único, como el de su madre.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.