Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Arqueólogos israelitas encuentran un antiguo lugar cristiano descrito en los Hechos de los Apóstoles

POOL DISCOVERED EIN HANYAM SITE
Comparte

La piscina bizantina de 1500 años quizás fuera construida en el lugar donde Felipe bautizó al eunuco etíope mencionado en Hechos de los Apóstoles 8

Unos arqueólogos en Israel acaban de descubrir una piscina de 1500 años en un antiguo lugar cristiano, Ein Hanniya Park, cerca de Jerusalén. La piscina, datada de la era bizantina, entre los siglos IV y VI, quizás fuera el lugar donde el eunuco etíope mencionado en el libro Hechos de los apóstoles, capítulo 8, fuera bautizado por el apóstol Felipe.

Según informan artículos publicados en The Christian Post y World Israel News, la directora de la excavación de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Irina Zilberbod, explicó que “esta piscina se construyó en el centro de un espacioso complejo al pie de una iglesia que una vez estuvo aquí. Se construyeron columnatas cubiertas alrededor de la piscina que daba acceso a las alas residenciales”.

La piscina podría haber sido construida sobre lo que algunos estudiosos de los antiguos cristianos aseguran fue el lugar donde san Felipe bautizó al eunuco etíope, según Hechos 8,26-40. El doctor Yuval Baruch, arqueólogo del distrito de Jerusalén, explicó que “el bautismo del eunuco por san Felipe fue uno de los sucesos clave en la difusión del cristianismo. Por lo tanto, la identificación del lugar donde ocurrió ocupó a los estudiosos durante muchas generaciones y se convirtió en un motivo común en el arte cristiano”.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) llenó las piscinas y grabó un vídeo para mostrar el elaborado proceso de drenaje, que culmina en una fuente magnífica. Es el ejemplo más antiguo de un hito arquitectónico de este tipo en la región de Israel.

De todos modos, la arqueóloga Irina Zilberbod explicó también que, por el momento, es difícil saber si la piscina se usó “para riego, lavado, jardinería o quizás como parte de las ceremonias bautismales en el sitio”.

Puedes leer aquí el artículo publicado por World Israel News.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.