Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

10 cosas sencillas para que hoy seas mejor que ayer

SMILE
Anna Demianenko - Shutterstock
Comparte

La lista se puede aplicar tanto a una jornada que se presenta del revés como a un día prometedor

La percepción de nuestros días es variable. Unas veces nos parece que nos hemos levantado, como dicen, con el pie izquierdo y todo va a salir mal porque la primera cosa que hemos hecho ha resultado un desastre. Otras veces creemos que la vida nos sonríe y quizá esa idea nos viene de anoche porque nuestro equipo favorito ganó por goleada al contrincante.

Tratar de moderar nuestras sensaciones siempre es un buen recurso, pero ¿qué tal si le damos un tono positivo a la jornada tanto si estamos exultantes como si la vida se nos hace cuesta arriba?

Mejorarás tu entorno

Si uno no sabe por dónde comenzar o cree que para que la vida sea mejor le hace falta asistir a un congreso internacional, acabamos antes si nos proponemos una lista de 10 cosas sencillas, al alcance de cualquiera. Al aplicarlas lograremos que nuestro entorno sea mejor.

Así no solo nos sentiremos bien sino que habremos contribuido a mejorar la sociedad. El beneficio será real.

1.Levántate en cuanto suene el despertador

Vence la pereza ya en el primer combate de la mañana y tendrás todo un día de “orgullo” como si fueras uno de esos jugadores de Nueva Zelanda con su canción guerrera maorí.

2.Deja la cama bien hecha

Sí. La cama. O sea, saca las sábanas y ventila, mete bien los cuatro puntos de ajuste de la sábana bajera, coloca bien la funda nórdica o la manta… A una amiga mía que sufría depresión, su coach le recomendó durante meses esto: “Será suficiente -le dijo- con que hagas bien la cama cada día”. Para algunos quizás eso ya suponga una batalla épica, así que cuando alguien observa que acaba de hacerse la cama bien, crece en autoestima.

BATHROOM
Shutterstock-JR-stock
BATHROOM

3.Deja el baño recogido y listo para la siguiente persona

Que estén limpios después de que tú hayas pasado. Que hoy no necesite nadie de tu familia hacer de coche escoba. Un detalle para nota: pon bien las toallas como si fuera a venir un invitado.

Alejandro Ruhl/Shutterstock

4.Respuesta automática: ¿a qué persona estoy desatendiendo últimamente? 

Envíale un whatsapp de buenos días. Así rompes la cadena de desatención. Ya otro día encontrarás el “momento perfecto” para hablar mucho.

MAN,WOMAN,CONVERSATION,AIRPLANE
Shutterstock

5.Da las gracias a los “anónimos”

Al que espera a que subas al ascensor, al que te entrega un folleto publicitario en la calle, al conductor del autobús, al que reparte la compra del supermercado…

School Supplies
Shutterstock

6.Pon orden en tu bolso o mochila

Tira a la basura lo que ya no sirve y deja en casa lo que está mareado de tanto viaje innecesario.

Młoda kobieta w biurze przy biurku przed komputerem rozmawia przez telefon
Bonninstudio / Stocksy

7.Llama a quien más quieres

No hace falta ningún motivo para llamar a alguien y decirle que la quieres. Quizá un día quieras hacerlo y no puedas.

WOMAN,COFFEE,MUG,LIKE A BOSS
Brooke Lark | CC0

8.Friega la taza de café

No acumules nada en el fregadero ni lo dejes para quien vaya a lavar los platos a la hora de la comida.

Old Man Holding Money
Getty Images

9.Prepara en el bolsillo de tu abrigo un pequeño donativo

Dáselo a la primera persona pobre que encuentres y dedícale una mirada de compañía. Puede que sea la única que reciba en todo el día.

Tymonko Galyna/Shutterstock

10. Reza

Por la noche, pregúntate a quién deberías agradecer todo lo bueno que te ha ocurrido en el día.

Y dedícale unas palabras, una sonrisa, unas letras, un guiño, un pensamiento de corazón.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.