Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 13 abril |
San Sabás Reyes
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Por qué los franceses se vuelven locos con la Nutella?

NUTELLA

Shutterstock

María Eugenia Brun - Blanca de Ugarte - publicado el 26/01/18

Histeria en Francia ante una oferta de Nutella. La compra de tarros de crema de cacao provoca peleas en supermercados. ¿Cómo puede un producto desatar tal locura en una sociedad donde no hay hambre ni pobreza? ¿Cuánto influye la publicidad en la compra de alimentos?

A muchos de nosotros nos han llamado la atención los disturbios que han tenido lugar hace unas horas en Francia por la compra de Nutella. La marca italiana de crema de cacao con avellanas estaba de oferta en los supermercados Intermarché. El precio de un tarro de Nutella había bajado un 70%, de 4,50 euros a 1,40.

Ante tal oferta, decenas de personas acudieron a primera hora a estos establecimiento en busca del ansiado producto. En uno de ellos, a 8,15 de la mañana estaban esperando más de 200 personas que, al oír la alarma de la apertura de puertas del supermercado, comenzaron a correr como locas.

Y empezaron las peleas. ¡Por tarros de crema de cacao!

«¡Son como animales!«, comenta un cliente que presenció. «A una mujer le han arrancado el pelo, a una señora mayor le han puesto una caja de cartón en la cabeza y otro tenía una mano ensangrentada».

La situación alcanzó semejante nivel de violencia que en algunos establecimientos llamaron a la Policía y en otros el director se dedicó a distribuir un tarro por persona hasta acabar con la existencias en 10 minutos. Y todo esto, por un tarro de Nutella que costaba 3 euros menos que de costumbre.

¿Qué está pasando? ¿Cómo puede un producto desatar tal locura en una sociedad donde no hay hambre ni pobreza?

Te has preguntado alguna vez ¿por qué compraste determinado producto sin necesitarlo? Seguramente  porque lo habías visto anteriormente en algún aviso publicitario o porque alguna amiga te habló de él o porque lo has visto promocionado en el mismo supermercado.

Que tu alimento sea tu mejor medicamento”, nos aconsejó hace más de 2000 años Hipócrates, el padre de la medicina. Concebía entonces la alimentación como un elemento indispensable para cubrir las necesidades fisiológicas.

Sin embargo en la actualidad, nuestra manera de alimentarnos no busca solo cubrir nuestras necesidades fisiológicas.

La publicidad ha influido muchísimo en los malos hábitos de consumo de la población mundial que tanto preocupan a los médicos. Es uno de los factores que ha provocado el desequilibrio de la alimentación de muchos habitantes del planeta, un problema de salud pública a nivel mundial que provoca enfermedades como el sobrepeso y la obesidad.

Los productos publicitarios tienen un  elevado nivel de penetración en todas las capas de la sociedad por lo que acaban ocupando una parte importante de la cesta de compra.

¿Por qué? Porque el objetivo de la publicidad es estimular el deseo y la necesidad de consumir un determinado producto, con un fin comercial y en ocasiones dejando de lado la calidad nutricional del alimento.

Como consumidores debemos plantearnos el poder que ejerce la publicidad en nuestras vidas y analizar nuestras eleciones más o menos saludable a la hora de hacer la compra en el supermercado para así ser consciente de cómo nos estamos alimentando y cómo esta alimentación repercute en la salud de toda la familia.

SUPERMARKET
Stocked House Studio - Shutterstock

¿A quién afecta especialmente?

Los colectivos más vulnerables a la influencia de la publicidad son los niños, los adolescentes y las amas de casa.

En el caso de los niños, como aún no cuentan con una sólida formación para interpretar los mensajes publicitarios, y acaban relacionando los productos con la diversión y/o la felicidad. Todos hemos podido comprobar en alguna ocasión como se sienten atraídos por productos que cuentan con colores vivos o personajes de series de televisión.

Desde el año 2005 la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que la publicidad contribuye a aumentar los niveles de obesidad y sobrepeso de la población infantil.

¿Publicidad engañosa?

Como consumidores también debemos estar atentos a la publicidad que pueda ofrecer información falsa o engañosa. A veces nos encontramos ante productos que nos aseguran que previene, curan o tratan enfermedades cardiacas o el cáncer, por ejemplo. Y aunque hay reglamentaciones -como la Europea- que prohíben este tipo de mensajes lo cierto es que en ocasiones podemos encontrarnos con alguno que continúe haciéndolo..

Otro se presenta  con afirmaciones exageradas, muy lejos de ser verdaderas y que pueden incluso poner en riesgo la salud de la persona. Puede ser el caso de “adelgaza 15 kilos en un mes con este producto o alimento”. También está reglamentado que no se puede aludir al ritmo y magnitud en que se puede bajar de peso, ya que ningún alimento adelgaza milagrosamente.

¿Qué podemos hacer frente a la publicidad?

  • Apostar por una una alimentación saludable con base de productos nacionales, típicos de cada región.
  • Comprar alimentos frescos, naturales, de estación como las frutas y los vegetales, estos a pesar de no tener tanta publicidad son los que tienen todos los nutrientes que necesita  nuestro organismo.
  • Mostrar interés por la información y el ocio relacionado con la gastronomía y la alimentación para que los medios de comunicación sigan educando a la población en este conocimiento tan importante para llevar un estilo de vida saludable ( programas de cocina, salud, nutrición, gastronomía )
  • Luchar contra el sendentarismo practicando algún deporte.
  • Animar a los gobiernos de cada país a reglamentar y controlar la publicidad engañosa y la de productos con alto contenido en azúcares, sodio y grasas.
  • Informarse y formarse en cuestiones relacionadas con las nutrición a través de canales y fuentes serias y rigurosas.
  • Ofrecer una educación alimentaria a los niños y enseñarles a ser más críticos frente a la publicidad y alimentos que se nos presentan diariamente.
  • Ante la duda, leer el etiquetado nutricional y no solo llevarnos por su atractivo packaging (envase) o su supuestos beneficios que dicen que brinda el producto.

    FOOD

    Te puede interesar:
    ¿Cómo se leen las etiquetas de los alimentos?

Como consumidores tenemos que hacer valer nuestros derechos exigiendo que nos brinden productos de calidad nutricional, reglamentados y con la información necesaria (en el etiquetado nutricional y en los medios de comunicación) para tener criterio a la hora de hacer la compra de alimentos.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
5
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
PRINCE PHILIP
Cerith Gardiner
11 datos interesantes sobre el difunto príncipe Felipe
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.