¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Urosa: “Los venezolanos no podemos comprar ni un kilo de leche”

VENEZUELA
AFP PHOTO / RONALDO SCHEMIDT
People buy bread in a bakery in Caracas, on September 14, 2016.
Venezuela, which is sitting on the biggest known oil reserves from which it derives 96 percent of its foreign revenues, has been devastated by the drop in prices and is beset with record shortages of basic goods, runaway inflation and an escalating economic crisis.
Comparte

“¿Cómo es posible que kilo de leche cueste 900 mil bolívares?”, se preguntó el Arzobispo de Caracas, al concluir la misa por los emigrantes

“El problema de la falta de alimentos es terrible en Venezuela. ¿Cómo es posible que un kilo de leche –algo tan esencial para los primeros días y años de vida de los niños- esté costando 900 mil bolívares? Un precio inalcanzable para la mayoría de los venezolanos. Eso tiene que resolverlo el gobierno nacional. Por eso es urgente que se tomen las medidas necesarias para que podamos vivir tranquilos aquí en nuestra tierra”.

De esta manera se expresó el cardenal Jorge Urosa Savino al concluir la misa que presidió este domingo 14 de enero, en la Catedral Metropolitana de Caracas, en el marco de la Jornada Mundial de la Paz convocada por el Papa Francisco.

Junto al nuncio apostólico Aldo Giordano y el cuerpo diplomático, rezaron por la paz del mundo, pero también por la crisis social y política y “por los venezolanos que se han visto obligados a salir del país debido a las condiciones y dificultades de todo tipo que hay actualmente en Venezuela”. Los inmigrantes fue el tema de esta jornada.

“Hemos venido a orar por nuestros hermanos que están en otros países y ojalá que podamos encontrar soluciones a los problemas que tenemos en Venezuela para que nadie se vea obligado a emigrar”, dijo el arzobispo de Caracas.

UROSA
@GuardianCatolic

Elecciones presidenciales no viciadas

Respecto a las conversaciones sostenidas este fin de semana en Santo Domingo (República Dominicana) entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, Urosa sostuvo que “deben resolver los asuntos que atañen directamente a los venezolanos”, aunque “evidentemente un acuerdo político no se logra de la noche a la mañana”.

“Hago un llamado al gobierno para que tenga en cuenta las necesidades que hay con respecto a la emergencia social, el problema del hambre, de la falta de medicamentos”.

Urosa pidió que se resuelva “la inhabilitación de los partidos”; además “del problema de los presos políticos”. También exigió cumplir con las elecciones presidenciales previstas este año, “en condiciones razonables y no con procesos viciados”.

Los saqueos no resuelven nada

En relación con los saqueos que se han producido en los últimos días en Venezuela, el cardenal Urosa propuso a los líderes políticos y sociales, a los medios de comunicación y al gobierno, que se haga un llamado para revertir estas acciones. “Los saqueos traen hambre, desabastecimiento y más problemas. Eso no es ninguna solución”, expresó.

Una vez más, Urosa Savino insistió al Gobierno: “Que el control de los saqueos no se haga con armas mortales, con armas de fuego (…) para que no hayan muertos”.

Solidaridad con los náufragos de Curazao

Inspirado en el mensaje de solidaridad al que llama la última exhortación de la Conferencia Episcopal Venezolana, motivó a “ayudar a los más necesitados, dando un plato de comida o las medicinas que se puedan tener a mano, porque todos tenemos que ser solidarios en estos momentos tan trágicos que vive el pueblo venezolano”.

Envió un mensaje de aliento a los familiares de los venezolanos que fallecieron como consecuencia de un naufragio en las costas de Curazao, buscando una mejor calidad de vida. “Yo deploro esas muertes y me parece que es algo terrible porque, precisamente, el país no ofrece soluciones, y casos como este es lo que el gobierno tiene que resolver”.

Describió los hechos como “un grito de dolor que se eleva al Gobierno nacional para que resuelva los problemas que llevaron a estas personas a buscar otros horizontes. Pedimos a Dios por el alma de quienes fallecieron y queremos darle el consuelo y el pésame a sus familiares que en estos momentos están desconsolados”, concluyó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.