Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Pasar por el quirófano

SURGERY

Lenetstan - Shutterstock

María Reales - publicado el 15/01/18

La experiencia de someterse a una intervención quirúrgica no es plato de buen gusto para nadie así que, llegado el momento, cerremos los ojos y confiemos en un equipo médico que nos transmitirá la seguridad y compañía que necesitamos en ese momento.

A la inmensa mayoría de  personas a quienes se les comunica que tienen que someterse a una intervención quirúrgica entran en un estado de  «shock» que provoca una reacción inequívoca de inquietud.

Reconozcamos que es una de esas experiencias que todos querríamos ahorrarnos pero por la que, probablemente, por un motivo u otro a todos nos tocará pasar en algún momento de la vida.

El acompañamiento de un ser querido hasta la puerta del quirófano es puede ser reconfortante pero, siendo realistas, es prácticamente imposible transmitir seguridad y confianza a una persona que se encuentra en esta situación de estrés.

Cada uno de nosotros vivimos ese “instante” de tránsito de una manera subjetiva, totalmente, intransferible, difícil de expresar en palabras.

El periodo previo al día de la intervención, los expertos coinciden en señalar que lo más importante es trabajar en reducir el nivel de ansiedad, para  afrontar la operación quirúrgica en las mejores condiciones mentales, de manera serena con el objetivo de mejorar el estado anímico previo y el proceso de  la recuperación.  No hay recetas infalibles pero ante todo, calma y confianza en el equipo de profesionales capacitados para realizar esa intervención quirúrgica.

Quien no ha experimentado la sensación de entrar en un quirófano no entiende que el sentimiento más intenso es el miedo, la angustia y la incertidumbre de lo desconocido, de qué ocurrirá después.

Conscientes de ello, los profesionales de la salud se han puesto de acuerdo en desarrollar programas de realidad virtual que muestren a los pacientes qué ocurre dentro de un quirófano.

El ambiente es frío pero el trato cálido  

El quirófano es un espacio que evoca la imagen de una “nave espacial”:  un espacio iluminado, lleno de máquinas que hacen “bips” incesantes, donde un grupo de personas enfundadas en monos de color verde y con máscaras que cubren buena parte del rostro excepto los ojos, se mueven ensimismadas realizando quehaceres de manera concentrada y silenciosa.

No es extraño sentirse “desprotegido” y sentir el frío de un ambiente a baja temperatura, menos de 21 º por cuestiones de seguridad.

Sin embargo, según relatan personas que han pasado por ello, siempre hay una mano amiga que nos coge la nuestra y una voz cálida nos habla al oído para decirnos que todo está bien y que no hay motivo para tener miedo. 

Eso sí es una manera eficiente de sentir que estamos seguros y, sobre todo,  que no estamos solos. Normalmente, esa persona es una enfermera de quirófano, una figura fundamental en el proceso de acompañamiento del paciente.

El equipo quirúrgico está formado por diversos profesionales. El “líder” es el cirujano acompañado de sus ayudantes. El anestesista, ese médico que nos “dormirá” para que no sintamos dolor y nos estemos “quietos” para dejar trabajar a los cirujanos es quien controla que nuestras constantes vitales estén estables y controlen el pulso de nuestro corazón. Ellos se ponen a la cabeza de la cama quirúrgica y : monitorizan, canalizan venas, bloquean regiones anatómicas y realizan anestesias epidurales.

Otros profesionales presentes que realizan funciones de soporte fundamentales son: las enfermeras especializadas en quirófano, las enfermeras circulantes (hacen de todo), la enfermera instrumentistas que realiza las labores de instrumentación directamente con el cirujano y el personal de apoyo como auxiliares, celadores, técnicos, radiólogos y patólogos.

Mejor cirugía gracias a la tecnología  

Tradicionalmente, los médicos aprendían las técnicas quirúrgicas observando las operaciones por encima del hombro del cirujano. Actualmente, y gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, las posibilidades han cambiado y las intervenciones quirúrgicas se pueden retransmitir en directo para que miles de estudiantes cirujanos y médicos puedan seguirlas a la vez a través de realidad virtual.

¿Qué te ocurrirá dentro del quirófano? 

La primera vez siempre es un “trauma” y una reacción natural del miedo a lo desconocido y a la sensación de indefensión. Por eso hay que tener claro una de las cosas que más nos ayudarán a tranquilizarnos es tener la confianza de que estamos en “las mejores manos” y saber algunas cosas básicas que van a suceder.

  • La enfermera te acompañara siempre y los celadores te colocarán en la mesa quirúrgica
  • Los profesionales comprobarán que todo está en su lugar y de la manera adecuada
  • Se asegurará la posición para iniciar la intervención y te explicarán que se hace por tu seguridad
  • Te colocarán los brazos en los lados laterales de la mesa quirúrgica
  • Se conectarán los monitores a distintas partes del cuerpo para medir el pulso, el nivel de oxígeno y la presión arterial
  • Te preguntarán cómo te llamas, día de nacimiento y qué te van a hacer…….
  • Empezará la función: el cirujano da el toque de salida “Todos listos, empezamos”
  • y…sin saber cómo ni en qué momento te quedarás dormida….y de repente, con placidez y cierta desorientación te despertarás viendo una cara amiga cerca de ti que dirá: «¡hola! Ya está!»

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.