Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEspiritualidad
line break icon

Édouard Branly, el científico olvidado a quien tanto le debemos

EDOUARD BRANLY

Dornac-Wellcome Images (CC BY 4.0)

Maria Paola Daud - publicado el 15/01/18

El difícil testimonio de un genio en la Francia anticlerical de finales del s. XIX

Édouard Branly fue un físico y médico francés, uno de los pioneros de la radio. Perteneciente a una familia muy católica, decide estudiar ciencias en la École Normale Supérierure, aunque su padre era contrario a ello, y en 1868 alcanza la licenciatura en ciencias.

Fue profesor de Física por más de 50 años en el Instituto Católico de París, convirtiéndose en una celebridad científica por sus investigaciones.

Su mayor éxito fue el descubrimiento de lo que se llamó el “cohesor” una especie de tubo de vidrio que canalizaba las ondas hertzianas a largas distancias, precedente de la telegrafía sin cables.

Branly no patentó este aparato, y más tarde fue utilizado por Marconi, que el 29 marzo 1899 a modo de homenaje le envía el siguiente telegrama:

“El señor Marconi envía al señor Branly sus respetuosos saludos por la telegrafía sin hilos a través del canal de la Mancha – STOP – Este admirable resultado se debe en parte a los notables trabajos del señor Branly – STOP”

También tuvo mucho éxito con sus investigaciones en Medicina, siendo el precursor de las técnicas de electroterapia.

En tres ocasiones fue propuesto para el premio Nobel, siendo candidata también Marie Curie. Los dos tenían sus partidarios, y también sus detractores, uno por ser católico, y la otra por ser mujer y extranjera.

Branly recibió la gran cruz de la Legión de Honor, fue elegido miembro de la Academia Pontificia de Ciencias, y fue nombrado comandante de la orden de san Gregorio Magno por el papa León XIII.

Era un católico convencido, luchó toda su vida para conseguir condiciones de trabajo dignas en el Instituto Católico de París, contra la oposición de los medios universitarios y científicos anticlericales, y a pesar de todos sus grandes y notables méritos en contribución a la ciencia, Branly ha quedado en el olvido.

Tenemos tanto que agradecer a este gran y humilde científico…: sin su gran descubrimiento de la telegrafía inalámbrica, hoy en día no podríamos disfrutar de todos los avances tecnológicos dentro de la comunicación.




Te puede interesar:
Iglesia y ciencia, ¿un amor imposible?

Tags:
cienciapremio nobelradio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.