¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Eres buen padre como animador del equipo de tu hijo?

Comparte

Sorprende pero es real: padres que se comportan agresivamente contra el entrenador y el árbitro. ¿Qué esperan fijar en la memoria de sus hijos?

  1. No grites en público.
  2. No grites al entrenador.
  3. No menosprecies al árbitro.
  4. No menosprecies a mis compañeros.
  5. No pierdas la calma.
  6. Ríe y diviértete viéndome jugar.
  7. No me des lecciones después de los partidos.
  8. No olvides que es solo un juego.
  9. Piensa que siempre lo haré lo mejor que pueda.
  10. Con tu apoyo seré feliz.

Esta suerte de decálogo se puede encontrar a la entrada de las instalaciones de la Unió Esportiva Bordeta, un histórico club de fútbol de la ciudad de Lleida (España) por el que pasan cientos de jóvenes cada año y que cuenta con todas las categorías.

Llama la atención porque el mural es de grandes dimensiones y ocupa la pared contigua a los vestuarios y al campo de fútbol. Al entrar, necesariamente se ve. Responde a la voluntad de este y muchos equipos de fútbol, que observan comportamientos impropios en los padres de los niños.

Juan Ortín es entrenador de los benjamines (8-10 años) de la U.E. Bordeta. Tiene 35 años y lleva 18 entrenando equipos. Ahora también es profesor de Educación Física en el colegio público de Maials, un pueblo próximo a Lleida. Él ha sido testigo del cambio que se ha producido en los últimos años: “Antes los padres iban a ver los partidos de los niños y se quedaban al margen de lo que se decidía en el campo“.

La culpa, la sobreprotección

Ahora, sin embargo, “hay sobreprotección de los pequeños y están pendientes de decir la suya sobre todo lo que hace o dice el entrenador y el árbitro”. “Si pasa algo en el campo -explica-, ya hay un adulto que es referente para el niño, y es el entrenador. El entrenador está preparado para dar respuesta a todo lo que suceda, tanto en lo que se refiere a temas técnicos como a emociones“.

En cambio, lo que ocurre es que, según este experto, “los padres no lo entienden así y critican o interfieren. Así desacreditan al entrenador”.

¿Por qué hace tanto daño este comportamiento paterno? “Porque un niño siempre es afín a su padre. Al ver esta situación de crisis, vacila entre el modelo del entrenador y el del padre“, explica Ortín, subrayando que “los 3 pilares del fútbol son el entrenador, el jugador y la familia. Y el objetivo es que el niño haga deporte, se divierta y aprenda”.

Facebook Cristina Sanchez Rodriguez
Cartel en Salamanca. Facebook Cristina Sanchez Rodriguez

El árbitro, también víctima

Con respecto a lo que puede llegar a escuchar y sufrir un árbitro en un encuentro de fútbol entre niños, Ortín opina que “todo es fruto del contagio de lo que antes sucedía en el fútbol amateur o profesional. Nunca habíamos presenciado escenas de violencia verbal y física en partidos con menores, como ahora sí puede ocurrir”.

¿Hay alguna solución? Según Ortín, los clubes deberían ofrecer formación a las familias, de forma que se cimentara en los padres la idea de que la autoridad al cruzar la puerta del club es el entrenador. Y que los primeros que han de respetar al árbitro son los padres. No se pueden tolerar los comportamientos de energúmenos”.

Este experimentado preparador asegura que “si un niño desde los 8 años ha visto cómo sus padres insultan o menosprecian las decisiones del entrenador y del árbitro, cuando llega a los 15 lleva 7 años viendo que se les chilla y eso es una educación pésima, que afecta a la persona por completo”.

La Federación Catalana de Fútbol puso en marcha la campaña “Joc Net” (Juego Limpio) en 2014, con un anuncio en el que participaron Leo Messi, Pep Guardiola, Xavi Hernández, Carles Puyol y Andrés Iniesta, entre otros.

Al año siguiente, se grabó otro anuncio con el lema “Prou violència al futbol” (Basta de violencia en el fútbol). Al comienzo de cada encuentro, los pequeños posan con el cartel que muestra ese lema.

Ortín valora positivamente este gesto pero cree que habría que ampliar la campaña. “Ha ayudado el hecho de que la Federación se haya puesto seria con las trampas. Por ejemplo, no se admiten triquiñuelas como la de cambiar jugadores del equipo por otros mejores que pertenecen al club. En este sentido, hemos mejorado y ha crecido el sentido de responsabilidad. Pero queda mucho por hacer”. Sin ir más lejos, se produjeron incidentes importantes en marzo de 2017.

El objetivo, por encima de todo, es que en el fútbol de los más pequeños no sea necesario emplear carteles y el deporte sirva como un instrumento más de educación física y en valores para los niños.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.