Aleteia

Los Globos de Oro no dejan títere con cabeza. Si es necesario, también contra Kirk Douglas

GOLDEN GLOBE
Hubert Boesl/DPA
Director Martin McDonagh (l-r), actors Sam Rockwell and Frances McDormand poses in the press room of the 75th Annual Golden Globe Awards, Golden Globes, at Hotel Beverly Hilton in Beverly Hills, Los Angeles, USA, on 07 January 2018.
Comparte

Una edición en la que, además de polémica, también se premiaron películas….

La Hollywood Foreign Press Association (HFPA), nacida en 1943, está formada por un pequeño grupo de periodistas extranjeros acreditados en Hollywood. La pretensión de sus integrantes es ingresar la mayor cantidad de millones de dólares posible, cedidos generosamente por la cadena de televisión norteamericana NBC que los emite en directo.

Y eso que los resultados de los Globos de Oro son siempre una referencia bastante fidedigna sobre los gustos de la academia de Hollywood, pero con ciertas limitaciones: los distinguen entre drama y comedia, o musical, en las categorías de mejor película, actor y actriz protagonista, con lo que se seleccionan, en total, el doble de candidatos (y a veces más) que en los posteriores Oscars.

Diferente es también el criterio para escoger la “película extranjera”: la HPFA puede elegir cualquier filme que se haya estrenado, sin ningún tipo de cortapisa. No asumen, pues, las extrañas normas de la Academia de Hollywood, que impiden que películas de habla hispana puedan optar a ese premio por el hecho de ser producciones no específicamente asociadas a un único país.

Aunque no son los más prestigiosos ni los más respetados (porque a veces sus selecciones son horribles), estos premios son los más divertidos de todos porque incluyen los de cine y televisión juntos -cuya posibilidad podría contemplarse también en los Oscars-. Los asistentes a la 75 ceremonia de los Globos de Oro, celebrada la pasada madrugada del 8 de enero, están sentados junto a las mesas, celebrando la Gala de manera apetitosa, y se entrevé en el ambiente un aire de fiesta significativo.

Así, la atmósfera del acto es más relajada y las reacciones de las estrellas son siempre muy divertidas. ¡Igual que la famosa alfombra roja por la que los famosos desfilan, expuestos a ser criticados por cómo visten o cómo lucen!

Y este año el asunto trae cola. La presentadora y periodista y actriz Oprah Winfrey subió al escenario a recoger el premio Cecile B. DeMille a toda una carrera -es la primera mujer negra que lo recibe- y arremetió contra el racismo y el abuso sexual.

La iniciativa de vestir de negro en esta gala surgía de Time’s Up, una campaña promovida por la actriz Reese Witherspoon y más de 300 mujeres de Hollywood, y fue seguida por todas las mujeres que pisaron la alfombra roja excepto por tres. Una de ellas era la propia presidenta de la Asociación de Prensa Extranjera, Meher Tatna, que tenía su razón para llevar un vestido rojo: en su cultura (es de origen indio) el negro se reserva exclusivamente para las viudas.

No se quedó al margen en su denuncia, por la falta de presencia femenina en la industria del cine, la oscarizada Natalie Portman, quien al presentar el premio al mejor director, declaró “y todos los hombres nominados…”, que causó pasión y división entre el respetable. Las redes sociales, por su parte, aplaudieron todas las denuncias expuestas en el acto, no digamos cuando abiertamente el maestro de ceremonias, Seth Meyer, citó en un ácido monólogo al productor Harvey Weinstein y al actor Kevin Spacey.

En este mismo sentido, las redes sociales fueron duras también durante el homenaje que se le hizo por sorpresa al centenario Kirk Douglas, dado que le acusaron de abusar sexualmente de la actriz Natalie Wood cuando la chica tenía 18 años. Por lo visto ha sido un secreto a voces silenciado.

Premios y valoraciones

Lo que está claro es que este año (consulte aquí el listado completo de ganadores y candidatos) la mayor parte de los favoritos se han llevado el gato al agua y apenas ha habido sorpresas, salvo por la campanada de Tres anuncios en las afueras, que versa sobre una madre que busca justicia tras la violación y asesinato de su hija. El filme emergió como la gran triunfadora de la noche. Se llevó el premio a la Mejor película dramática, Mejor actriz (Frances McDormand), Mejor actor de reparto (Sam Rockwell) y Mejor guion para el director y guionista (Martin McDonagh).

Por su parte, Guillermo Del Toro y su película La forma del agua, con la que ya obtuvo el León de Oro en Venecia el pasado mes de septiembre, se batía el cobre con Christopher Nolan y su cinta sobre la Segunda Guerra Mundial, Dunkerque. Pero el mexicano se llevo la palma como mejor director, que ya se postula como claro candidato al Oscar. El premio a mejor comedia ha sido para Lady Bird (Greta Gerwig), que tuvo como máximo rival en las quinielas a The Disaster Artist, producida y dirigida por James Franco.

El premio a mejor actriz dramática fue para la citada Frances McDormand y el premio al mejor actor fue para Gary Oldman, que llegaba a los premios con su primera nominación por El instante más oscuro por su encarnación de Winston Churchill. «¿Habrá visto el trabajo de Brian Cox? Y Timothée Chalamet podría haber sido su máximo competidor.

En el caso de la mejor actriz de comedia, Saoirse Ronan, de 23 años, y candidata al premio por tercera vez, era la preferida de la crítica por Lady Bird, que se hizo acreedora del galardón. Margot Robbie por su papel como Tonya Harding en Yo, Tonya era su rival más nítido.

James Franco por The Disaster Artist y Hugh Jackman, que se presentaba a su tercera nominación a estos galardones eran los actores favoritos para el premio a mejor actor de comedia, que al final triunfó el primero para sorpresa del otro, que manifestó su sorpresa ampliamente.

Laurie Metcalf por Lady Bird y Mary J. Blige por Mudbound fueron las dos apuestas de los críticos de cine para el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto, que en este caso fue a parar a las manos de Allison Janney por Yo, Tonya.

Willem Dafoe por la cinta independiente The Florida Project y Armie Hammer por la sensible Call Me by Your Name eran los que partían con ventaja en esta categoría, según la prensa especializada, pero Sam Rockwell fue el que se alzó con el premio por Tres anuncios en las afueras. Coco de Lee Unkrich y Adrian Molina y The Breadwinner de Nora Twomey fueron los dos que más destacaron entre los seleccionados a mejor película de animación, que definitivamente conquistó Coco.

Tres anuncios en las afueras con guion de Martin McDonagh y Lady Bird serían las dos películas elegidas como las preferidas de la crítica al mejor guion original, que, como hemos apuntado antes, triunfó Martin McDonagh. Hans Zimmer por Dunkerque y Alexandre Desplat por La forma del agua partían como predilectos al premio a mejor banda sonora por delante de John Williams por Los archivos del Pentágono, Jonny Greenwood por El hilo invisible y Carter Burwell por Tres anuncios en las afueras.

Y el trofeo fue para La forma del agua, de Guillermo del Toro. En la categoría de mejor canción original Mighty River de Mudbound y Remember Me de Coco destacaban frente a Home (Ferdinand), The Star ( Se armó el Belén) y This is Me (El gran Showman). Esta última fue la que se impuso al resto. Con todo y con esto, puede que en los Oscar no se repitan los resultados. Estaremos expectantes. Torres más altas han caído.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.