Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 17 mayo |
San Pascual Bailón
home iconActualidad
line break icon

El gran showman: El espectáculo debe continuar

THE GREATEST SHOWMAN

Twentieth Century Fox

Israel Paredes - publicado el 08/01/18

Una película muy humanista sobre cómo se logran los sueños a través del trabajo y de la creencia en ellos

Phineas Taylor Barnum (1810-1891), Hugh Jackman en El gran showman, fue, entre muchas cosas, un empresario teatral norteamericano muy célebre en su época debido a sus espectáculos y, además, por sus engaños en un sentido circense.

La película dirigida por el debutante Michael Gracey no pretende ser un biopic de Barnum, sino que toma algunos elementos básicos de su vida para crear a partir de él un personaje: una vez más, es posible que haya, y lo está habiendo, cuestionamientos sobre la adecuación del personaje a la figura real de Barnum, muy controvertida por sus extravagancias, entre otras cosas.

Lo relevante es que el Barnum de El gran showman sirve para componer a un hombre que, hijo de sastre y criado entre carencias económicas y sociales, después, huérfano, logra a lo largo de su vida, gracias al trabajo, una cierta estabilidad junto a su mujer, Charity (Michelle Williams) y sus dos hijas, así como hacer realidad sus sueños no sin pasar, durante el proceso, a través de diversas complicaciones.

Primero comprando un museo de cera que no tiene éxito; después, reconvirtiéndolo en un otro viviente con personas singulares que, poco a poco, derivará a un circo de la extrañeza y que le reportará gran éxito. Tanto que se asociará con Phillip (Zac Efron), empresario teatral, y logrará el prestigio gracias a la gira que realiza con Jenny Ling (Rebecca Ferguson), una cantante europea que conquistará con su voz a los norteamericanos.

Es El gran showman en su esencia una película sobre cómo se logran los sueños a través del trabajo y de la creencia en ellos. Pero no solo eso. También es una producción sobre el poder de la ficción para incidir en la realidad, sobre cómo ser honesto con lo que uno es, como demuestra el proceso de Barnum, quien se deja llevar por el éxito olvidando sus orígenes y aquello que realmente quiere; o Phillip, quien se aleja de sus privilegios para ser libre y disfrutar de la vida.

Sin olvidar todo el grupo de personas singulares, desde enanos y mujeres barbudas a otros integrantes del circo marginados socialmente y que, sea cual sea su aspecto, son seres humanos con derecho a tener su lugar en la sociedad. A este respecto, El gran showman es una película esencialmente humanista cuyo mensaje y discurso, quizá, se vea demasiado inocente en una época de cinismo e ideologías hipócritas.

Un espectáculo musical de canciones y coreografías ‘dance-pop’ de gran perfección en su construcción que, más allá de decorar la narración, cada momento musical se convierte en un elemento narrativo y crea un relato de gran concreción, sin rellenos, donde cada pasaje está justificado.

Visualmente deslumbrante, El gran showman tiene algo kitsch en sus imágenes, y es precisamente ahí donde consigue trascender creando un espectáculo enorme, con momentos de gran emotividad y belleza visual. Habla, a través de su historia, del cine y de la ficción gracias a un sentido de la maravilla cinematográfica que recupera una idea del musical muy clásica con elementos melodramáticos.

Al igual que Barnum, la película es honesta y es lo que es, asumiendo su naturaleza de espectáculo visual para transmitir al espectador no solo todas las ideas anteriores, también que aquello que vemos en pantalla, la historia y sus imágenes, representa a su vez una idea del cine, en este caso, de una fantasía musical desbordante.

El gran showman es, en muchos sentidos, casi una obra maestra que ataca involuntariamente, como decíamos, el cinismo instaurado en nuestra sociedad con una historia que invita a soñar.

Ficha Técnica

Título original: The Greatest Showman (2017)
País: Estados Unidos.
Director: Michael Grecey.
Guión: Jenny Bicks, Bill Condon.
Música: Benj Pasek, Justin Paul.
Musical. Drama.
Reparto: Hugh Jackman, Michelle Williams, Rebecca Ferguson, Zac Efron, Zendaya, Diahann Carroll.

Tags:
cine
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
3
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.