¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El emocionante “sí” de Heather Mosher: se casa 18 horas antes de morir

HEATHER MOSHER,WEDDING
Comparte

El cáncer la estaba aniquilando. Pero la chica quiso casarse con David con todas sus fuerzas. Una historia como símbolo del apego a la vida hasta el final

18 horas después de haberse casado, dos años después de haber recibido el diagnóstico de cáncer, Heather Mosher murió en un hospital de Connecticut, en Estados Unidos.

No logró vencer la enfermedad, contra la que luchó hasta el último momento, pero las fotos de su matrimonio con David, publicadas en Facebook, se volvieron un poderoso símbolo de esa lucha, del apego a la vida, del deseo de estar ahí y vivirla intensamente hasta el final (L’Huffington Post, 3 enero).

Anticipar al 23 de diciembre

Como informa Abc News (2 enero), la boda se iba a celebrar el 30 de diciembre, pero el empeoramiento de las condiciones de la mujer convenció a la pareja de anticipar la fecha del fatídico sí el 23 de diciembre. La boda se celebró en la capilla del hospital en el que estaba ingresada la mujer, a la que acudieron amigos y parientes. Algunas horas más tarde la mujer se apagó en su cama.

El diagnóstico de cáncer de mama

Heather y David se conocieron en 2016 y un año más tarde el hombre tenía la intención de pedirle su mano, pero precisamente cuando estaba listo a hacerlo, a Heather le diagnosticaron cáncer de mama. A pesar de la terrible noticia, David decidió pedirle que fuera su esposa: “No debería enfrentar este camino sola”.

Facebook

La metástasis

Algunos días más tarde los médicos notaron una elevada agresividad del cáncer, que obligó a la mujer a vivir los últimos años entre hospitales, tratamientos y terapias, hasta septiembre de 2017, cuando la metástasis se expandió al cerebro.

En ese momento quedó claro que no había ya nada que hacer. Heather siguió luchando a pesar de todo, realizando, pocas horas antes de morir, el sueño de amor con su David (Today, 2 enero).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.