Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

La Gaita: el ritmo popular que compite con el Villancico

CUATRO
Shutterstock-AngeloDeVal
Comparte
Comenta

…hasta la fiesta de Reyes

Hay gaita de diverso origen: gaita escocesa, asturiana, gallega. También se conoce y ejecuta en Mallorca, Inglaterra, Francia y la Baja Bretaña. Su origen es remoto pues se cree que animaba a los pueblos babilonios, hebreos, fenicios, romanos y celtas. Generalmente, se sabe que la gaita o cornamusa es un instrumento de viento. Pero en Venezuela, la gaita no es un instrumento, es una melodía muy particular que se obtiene del conjunto de varios instrumentos que nada tienen que ver con la gaita original.

La gaita zuliana es un género musical propio de Venezuela, específicamente del estado petrolero del Zulia, colindante con Colombia. Fue declarado bien patrimonial de interés cultural y artístico en el año 2014, por su gran importancia en la identidad del venezolano y en su cultura.

Como género musical popular se interpreta en grupos mixtos, sus temas van desde cantos al amor y a figuras religiosas hasta temas jocosos y de denuncia puesto que el elemento político es protagonista de muchas y muy creativas composiciones. Hay algo de desahogo colectivo cuando las gaitas se meten con los gobiernos. De hecho, hay gaitas que han sido prohibidas en ciertas ocasiones.

De amor y burlas

Así, cada fin de año la gaita marca también el comienzo del otro cuando sus composiciones relatan la irritación del pueblo con la situación que atraviesa, los reclamos de diversa índole que proceden de la sociedad en general, cantan a las tradiciones, al pasado y, sobre todo, cantan al fervor del pueblo zuliano por su Virgen Chinita, Nuestra Señora de Chiquinquirá.

La gaita zuliana tiene un origen poco definido pero las historias coinciden en dos vertientes. La primera habla de la devoción por Santa Lucía en el barrio El Empedrao de Maracaibo, donde la gaita era sólo una expresión musical religiosa. Debido a que el Padre José Tomás Urdaneta sacó del templo a “los bulliciosos gaiteros”, la gaita pasa a ser una vía de crítica y reclamo. Sin embargo, otros estudiosos coinciden en que proviene de las haciendas del Sur del Lago, donde los negros cantaban en forma de protesta y evocando sus fiestas.

Existen varios tipos de gaitas y todas se escuchan por doquier en toda Venezuela, no solo en el Zulia. La Gaita de Furro, o gaita maracaibera –de Maracaibo, la capital del estado Zulia-, es el canto popular tradicional de nuestro pueblo en la época navideña, se llama así porque es el nombre que localmente se le da al furruco. Tradicionalmente se utilizaban instrumentos como el cuatro, el furruco, la tambora y la charrasca; pero actualmente se incorporan otros como las congas, el teclado y el bajo eléctrico.

De la zona norte del estado Zulia, se tocan gaitas en honor a Santa Lucía. Generalmente para pagarle promesas, se confeccionan hermosos altares donde se le rinde culto con música y oraciones en un novenario del 12 al 21 de diciembre. Los versos son generalmente improvisados, tradicionalmente acompañados de cuatro, charrasca, maracas y furro, sin incluir la tambora sino después de la llegada del Chimbanguele (1) a estos sitios.

La gaita de Tambora es la evolución del canto de faena femenino, este canto de trabajo es canalizado por los valores culturales africanos. Se caracteriza por el uso de una tambora con parche en ambos extremos, sujetos con cáñamo o mecates, y un tamborito igual al medio golpe del chimbanguele.

La Tamborera surge en 1970 como resultado de la fusión de la gaita de tambora y los chimbángueles de San Benito, su creador fue el célebre cantautor Nelson Martínez. Inicialmente se ejecutaba con cuatro, furro, charrasca, maracas y tambora; pero luego se incluyeron el bajo, el piano, la guitarra eléctrica, las congas, el bongó, el cencerro, timbales y hasta metales (trompeta, trombón y saxofón). La temática es variada y no tiene una temporada especial para su ejecución.

Lo cierto es que la Gaita es la forma musical típica del estado Zulia. Nació a orillas del Lago de Maracaibo, producto de la amalgama de las culturas musicales Ibérica, Negra, y la autóctona Zuliana. Lo que salió de esa fusión es un ritmo al que nadie resiste. Resulta imposible quedarse sentado cuando en cualquier festejo comienzan a sonar los alegres tambores. Pisando la fiesta de Reyes se despide hasta el próximo año.-

GAITA
Dan Cunningham-(CC BY-NC-SA 2.0)

(1) Manifestación musical tradicional en honor a San Benito de Palermo en el sur del lago de Maracaibo

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.