Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué puede ocurrir en 2018?  Estas son las 10 noticias esperadas para este año

AFP PHOTO / SAUL LOEB
-- AFP PICTURE OF THE YEAR --

Comparte

Se prevé que sea un año de transición hacia decisiones mundiales muy importantes

El año 2018 se presenta en líneas generales como un año de transición hacia decisiones más importantes que llegarán en los años 2019 y 2020.

En Europa habrá elecciones en Italia, Hungría y Chequia, Chipre, Irlanda, Luxemburgo, Suecia, Estonia y Finlandia, con los millones de inmigrantes al fondo. También están las elecciones en Rusia, donde el actual presidente Vladimir Putin no parece que tenga rival.

América tendrá un año eminentemente electoral, donde un 80 por ciento de la población deberá decidir la gobernación en sus países.

En África deberán ir a las urnas en Egipto, Túnez, Congo, Mauritania, Mali, etc.

Y en Asia están llamados a las urnas los siguientes países: Afganistán, Camboya, Indonesia, Pakistán, Corea del Sur y Taiwán.

En lo político se observa un declive de los Estados Unidos empujado por la consigna de su presidente, Donald Trump, de “First America!”. Hemos visto que los norteamericanos no tienen la potencia de antes ni en economía –sobre todo desde la caída del banco Lehmon Brothers– ni en lo político, ya que quiere replegarse de sus compromisos internacionales en el Atlántico y en parte en el Oriente Medio, donde Putin, Irán y Arabia Saudita están llenando los espacios dejados por los americanos. En lo militar, los Estados Unidos seguirán siendo la primera potencia mundial.

Estos serán los principales acontecimientos esperados para 2018:

1.- Estados Unidos: Elecciones el 6 de noviembre del mid-term elections, cuando serán renovados el 33 por ciento del Senado y todos los 435 escaños del Congreso. Es un momento que marca la salud política de Donald Trump, el presidente. Sus posibilidades de imponer sus criterios si pierde la mayoría de la Cámara y del Senado, quedan reducidas. Además, Donald Trump deberá enfrentarse con las amenazas de Corea del Norte y proteger a sus aliados del Pacífico.

2.- La Unión Europea camina por el sendero de una unión más sólida, trazado por el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron. De momento, los populismos quedaron alejados de los principales escenarios del continente, pero quedan pendientes las elecciones presidenciales de la República Checa (18 de enero), las generales de Italia (4 de marzo), las presidenciales de Hungría, donde parece que continuará Viktor Orban, y las presidenciales en Finlandia.

En el caso de Italia, como ocurrió como Cataluña el 2017, tiene partidos independentistas, como la Lega Norte y un partido populista, como Movimento 5 stelle o grillini, los dos jaleados por centrales de hackers rusos. En estos países, como en otros, representan un problema serio las altas inmigraciones del Oriente Medio y de África, que Europa deberá de afrontar de nuevo, junto con la baja natalidad.

3.- En Rusia se celebrarán elecciones presidenciales (18 de marzo) en las que se presenta a la reelección el actual presidente Vladimir Putin. Rusia busca recuperar su imperio y por ello necesita una Europa débil y vive el problema económico que le procura la energía del carbón y la petrolífera a causa de los bajos precios y de un futuro incierto. Rusia debería hacer frente también a las acusaciones cada vez más evidentes de los países europeos de intervenir en sus procesos electorales mediante la masiva desinformación.

Como señalan los expertos, Rusia debería acabar con su instrumento de “guerra de la información” llamada “combinación” (kombinaciya), es decir que Moscú combina la diplomacia oficial, la que emana del ministerio de Asuntos Exteriores, con la política de ciberinteligencia por la que agencias de propaganda y desinformación actúan como elementos perturbadores en acontecimientos políticos y electorales como lo fue en el caso del Bréxit y el del secesionismo de Cataluña. La desinformación hoy se ha convertido en un arma política poderosa.

4.- Protección frente a la guerra digital. La guerra digital ha puesto de manifiesta la vulnerabilidad de Europa y de los Estados Unidos. Este último ha decidido poner fin a la neutralidad de la red, lo que abre nuevos interrogantes. Europa ha decidido estudiar el tema y ponerse al reparo de los ciberataques, en un mundo donde casi todo está basado en la tecnología digital e internet. ¿Cómo hacer para ser inmune a los ciberataques? La respuesta puede darse, en buena medida, este año 2018.

5.- En América Latina es un año electoral con elecciones presidenciales en los siguientes países: Costa Rica (4 febrero), Colombia (27 de mayo), México (1 de julio), Brasil (7 de octubre) y Venezuela (sin definir). Además hay elecciones generales en: El Salvador, Colombia, Haití, Paraguay y Cuba.

A tener en cuenta que en Cuba se registrará el relevo de Raúl Castro en la presidencia, principal apoyo de Nicolás Maduro en Venezuela. De destacar también el cambio de presidencia en México y el problema que tiene con su vecino del Norte, Estados Unidos, por la política anti-inmigratoria de Donald Trump. En Colombia habrá que ver cómo va el proceso de paz y la reconversión de los antiguos miembros de las FARC. En Brasil, el Partido del Trabajo intentará retomar el poder y el ex presidente Lula da Silva quiere ganar estas elecciones para disuadir las acusaciones de corrupción.

6.- Oriente Medio prevé un nuevo equilibrio de poderes. Terminada la guerra en Siria, y tras reconocer Jerusalén como la capital de Israel por parte de los Estados Unidos, un nuevo equilibrio se va a formar en el Oriente Medio. Primero, está claro que Rusia tiene un pie firme en la región después de la guerra de Siria. Segundo, los Estados Unidos refuerzan sus lazos con Israel y Arabia Saudita. Tercero, en Egipto tendrán lugar elecciones presidenciales con una fuerte implantación de los islamistas radicales, pero parece que el actual presidente, Abdelfatah Al-Sisi, tiene el control del país.

Turquía deberá definir su posición entre Europa y Asia. Irán buscará no distanciarse demasiado de los Estados Unidos y mantener su acuerdo nuclear, a pesar de la presión que ejercerá sobre Washington el nuevo rey de Arabia, Mohamed bin Salman. El Yemen seguirá en un escenario de guerra entre Irán y Arabia Saudita. Irak celebrará elecciones en mayo y el actual presidente Abadi se presenta como el que derrotó al EI (Estado Islámico) y recuperó Mosul.

6.- El terrorismo de origen islámico seguirá su letal marcha, a pesar de haber sido derrotado el Estado Islámico (EI), expulsado de Irak y Siria. Al-Qaeda sigue muy vivo, e intentará llenar el vacío que deja el EI derrotado. Los atentados son cada vez más sangrientos en la zona, como el de Mogadiscio (512 víctimas) y el Sinaí (309 víctimas). Entre las víctimas hay muchos cristianos, especialmente los coptos.

Tampoco se descartan atentados en los países occidentales de Europa y América del Norte. La lacra del terrorismo no se prevé que desaparezca en 2018, si bien los países occidentales organizan mejor sus defensas y prevención.

7.- En el Pacífico cabe destacar el papel que está adquiriendo China, que a pesar de ser un país gobernado por un único partido, el comunista, mantiene un alto nivel de desarrollo, y trabaja intensamente para controlar las rutas terrestres y marítimas de su comercio hacia Europa, América, África y el resto de Asia, al mismo tiempo que aumenta su arsenal militar. China quiere ser una potencia “respetada” por las demás potencias.

8.- Economía.- En el terreno económico, se prevé para el año 2018 un crecimiento de los tipos de interés en Europa, dado que el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado una menor actividad en la compra de activos de los bancos europeos. Paralelamente, se prevé un crecimiento del PIB en la eurozona y subir la inflación hasta el 2 por 100. Los bancos europeos, en esta situación actual, pierden rentabilidad, y puede haber fusiones incluso entre bancos europeos de distintos países.

En América Donald Trump prevé implantar su enorme plan de infraestructuras, lo que requerirá mucho capital, y en Europa, tras el periodo electoral de 2017, todo el interés se centrará sobre el Bréxit británico y qué ciudad ocupará el lugar de la City.

Además seguirá el plan energético global, que se aprobó en la “cumbre” de París sobre el clima hace dos años, y aunque el gobierno Federal de los Estados Unidos se ha retirado del plan éste no afectará mucho debido a que ciudades y estados americanos están a favor del mismo. Esto significa que van a bajar las emisiones de CO2, especialmente procedentes del uso del carbón como fuente de energía.

9.- El papa Francisco viajará en enero a Chile y Perú, dos países que desde hace tiempo preparan este viaje. El objetivo principal es despertar nuevos horizontes apostólicos en la Iglesia de aquellos países. En este viaje destacan los encuentros con fieles y con sacerdotes y religiosos, masculinos y femeninos, en especial con los padres jesuitas, tanto en Santiago como en Lima. Muchos observadores creen que este viaje podría ser un anticipo del viaje nunca anunciado a su tierra natal Argentina. Sorprende la actividad del papa Francisco a sus 80 años.

10.- La militarización de los G-5 africanos debe concretarse este año 2018. Estos países son los que separan el Magreb con la franja subsahariana. Se trata de la puesta en marcha de un ejército formado por 5.000 efectivos procedentes de los cinco países africanos del G-5: Burkina Faso, Chat, Malí, Mauritania y Níger. A esta cifra se sumarán los 13.000 efectivos de la fuerza de las Naciones Unidas y los 3.000 de Francia, así como un número indeterminado de militares norteamericanos desplegados en la Zona. Se trata de la zona que envía más migrantes hacia Europa.

El problema de las migraciones está lejos de resolverse y solo han aparecido tímidas medidas de los países occidentales para crear más riqueza en los países más pobres, pero al mismo tiempo aumentan las barreras contra los inmigrantes.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.