Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Alimentos para los días de calor

PICNIC
Astarot - Shutterstock
Comparte

La lista es muy variada, así romperás la rutina y podrás preparar platos sabrosos pensando en todos.

Es momento de abrir la mente y usar nuestra imaginación para salir de las ensaladas típicas o los refrescos azucarados y bebidas alcohólicas, que nos aportan solo calorías y no nos hidratan correcta y saludablemente.

La buena hidratación cuando estamos frente a altas temperaturas es sumamente importante y no solamente lo podemos hacer tomando agua, sino también haciendo una buena elección de los alimentos que contienen más agua y son más frescos para esta estación del año. Esto nos hará sentir mejor y le hará mucho bien a nuestro organismo.

SUMMER
Wallenrock - Shutterstock

Todas estas opciones que te planteo a continuación tienen a las verduras, hortalizas, frutas y el agua como protagonistas, ya que son alimentos frescos, naturales, nutritivos y además son los que más te ayudarán a mantenerte hidratado, sano, y sentirte liviano.

Sugerencias bien frescas para tomar

Agua: tomar durante el día pequeños sorbos de agua para mantenernos hidratados y reponer las pérdidas de líquidos que ocasionan las altas temperaturas. Siempre debes consumirla antes que se active el mecanismo de la sed, ya que si no corremos el riesgo de deshidratarnos.

Se puede preparar un té frío con hielo granizado y limón. Es una buena idea para los amantes de esta infusión, llena de antioxidantes, que no solo se puede disfrutar en días fríos sino también en los de calor en una merienda.

Otra opción son las aguas saborizadas de frutas pero sin agregado de azúcar. Puedes hacerlas con trozos de melón, sandía o rodajas de naranja o frutillas en 1 litro de agua, le agregas hielo y si quieres para endulzar usa edulcorante.

JUICE
Pilipphoto - Shutterstock

Aguas saborizadas de hierbas: las preparas, por ejemplo, con hojas de menta, salvia, romero, cedrón, rodajas de lima o limón, rodajitas de jengibre en 1 litro de agua, le agregas hielo y edulcorante si deseas.

Licuados de frutas o smoothies: los podemos hacer con frutas de estación, agregándole leche o agua que queda más liviano y dejarlo natural o con edulcorante. Es nutritivo si lo tomamos al momento, y contiene mucha fibra. Hemos de limitar la cantidad porque también aporta calorías, así que con un vaso de 200 ml es suficiente.

Sopas frías: no solo las podemos disfrutar en invierno sino que en verano también tenemos esta deliciosa opción. Disponemos del típico gazpacho o la sopa de pepinos, ambos con vegetales ricos en antioxidantes y agua.

Helados frutales de agua o palito caseros: es una idea muy refrescante para grandes y chicos y además los puedes tener siempre listo en el refrigerador. Puedes usar la fruta que más te guste.

ICECREAM
Teri Virbickis - Shutterstock

Sugerencias para comer

Sí, lo pensaste, ¿verdad? Por supuesto que las ensaladas de vegetales no pueden faltar este verano. Son fáciles de preparar y prácticas, por ejemplo, si sales a algún lugar a pasar el día o tal vez la puedes elegir en un restaurante. Puedes cambiar un poco y hacer alguna ensalada agridulce como la de zanahorias ralladas, pasas de uva y queso o también de lechuga, pepino, manzana verde, albahaca, aceite de oliva y limón.

Vegetales a la parrilla, para acompañar algún pescado, pollo o carne o, por qué no, una simple parrilla vegetariana. Prácticamente todas las hortalizas se pueden hacer a la parrilla. Puerros, tomates, calabacines, berenjenas, zanahorias y espárragos son los más habituales, pero puedes usar también patatas o papas, pimientos (morrón), maíz o choclo, cebollas y setas u hongos, para conseguir que cada bocado sepa diferente.

VEGETABLES
koss13 - Shutterstock

Otro tipo de preparaciones son las terrinas, tartas, tortillas de vegetales, sándwiches vegetarianos. Todas comidas ligeras para el verano. Es mejor prepararlas con aceite de oliva virgen extra; y las que utilizan masas, en lo posible caseras y finas.

Salpicones, donde puedas combinas no solo vegetales sino también leguminosas, cereales integrales y las verduras. Porque, por supuesto que también necesitamos de otros alimentos que nos brindan muchos nutrientes como carbohidratos, hierro, vitaminas A y del complejo B, potasio, entre muchos más.

Con las frutas, lo ideal es comerlas enteras, pero también se pueden usar en ensaladas de frutas o macedonias, brochetas, postres con ricota o queso blanco, picadas con helado o yogur, o en tartas.

Como verás tienes muchas maneras para que este verano, por estos días con fuerza en el hemisferio sur, no te aburras de comer lo mismo. Y recuerda que lo principal es mantener una alimentación saludable durante todo el año: es la mejor forma de colaborar con nuestra salud.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.