Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Oración para rezar mientras dan las campanadas

KIELISZKI DO WINA
Shutterstock
Comparte

¿Qué mejor forma para recibir el año nuevo?

Termina el año. Una oportunidad para elevar nuestra mirada a Dios y darle las gracias por los dones recibidos. Esta oración puede ayudarte a unir tu corazón al Suyo.


Gracias, Señor:

Por haber llegado al final de este año creyendo, confiando y amándote.

Fueron muchas veces las que animaste mi fe,

las que corriste a mi encuentro.

Siempre sentí el calor de tu mano, aún en plena oscuridad.

Gracias, también, por esa otra fe que he conservado.

Gracias por las ayudas, la compañía

y la alegría que me han brindado las personas.

Gracias por tantos ojos como me miraron con ternura.

Gracias por tantas manos como se adelantaron a estrechar la mía.

Gracias por tantos labios cuyas palabras y sonrisas me alentaron.

Gracias por tantos oídos que me escucharon.

Gracias, Señor, por tanto como he recibido,

que no fueron méritos míos, sino dones tuyos…

Gracias por el mérito que me estimuló.

Por la salud que me sostuvo,

por el trabajo que desempeñé,

y por el descanso de que disfruté.

Gracias por aquel fracaso y aquella desilusión.

Perdón, Señor:

Por la palabra que callé.

Por esa mano que no tendí.

Por la sonrisa que escatimé.

Por el saludo que negué.

Por la mirada que desvié.

Por la disculpa que no pedí.

Por esos oídos que no presté.

Por ese gozo que no compartí.

Por tanta lágrima que no enjugué.

Por esa verdad que omití.

Por tantas veces, Señor,

como me marché de Ti o como no te abrí.

Ayúdame, Señor, quiero comenzar con fuerza

este nuevo año de mi vida.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.