Aleteia

17 hallazgos sorprendentes de 2017 en EE.UU. /1ª parte

ORLANDO SIERRA / AFP
The American flag is seen through the eye slit of a riot police shield as supporters of the presidential candidate for the Opposition Alliance Against the Dictatorship, Salvador Nasralla, protest against the reelection of President Juan Orlando Hernandez in elections marred by suspicions of fraud, outside the US Embassy in Tegucigalpa on December 21, 2017. Honduras's leftwing opposition on Wednesday urged days of intensified protests to challenge President Juan Orlando Hernandez's claims that he won a new mandate in a November election marred by suspicions of fraud. It called for a demonstration in front of military command headquarters in the capital Tegucigalpa to decry "murders" which it claimed took place during robust crackdowns by security forces. / AFP PHOTO / ORLANDO SIERRA
Comparte
Comenta

El líder mundial está experimentando profundos cambios a tener en cuenta por el resto del mundo

Una de las fuentes de investigación más confiables en Estados Unidos lo es, sin duda, el Pew Research Center. Esta organización estudia una amplia gama de temas tanto en los propios Estados Unidos como en todo el mundo, y cada año hace un resumen de lo que sus investigadores consideran que son los hallazgos particulares.

“A veces marcan un nuevo hito en la opinión pública; otras veces un repentino cambio de actitud”, dice la autora de estos 17 hallazgos sorprendentes de 2017, Abigail Geiger.

Se ensancha la brecha. En Estados Unidos, la brecha promedio entre los puntos de vista de los republicanos y los independientes de tendencia republicana y los demócratas y los independientes de tendencia demócrata en diez valores políticos ha aumentado de 15 puntos porcentuales en 1994 a 36 puntos en la actualidad. Hace dos décadas, las diferencias partidarias promedio en estos artículos eran solo un poco más amplias que las diferencias por asistencia religiosa o logros educativos, y tan amplias como las diferencias entre líneas raciales. Hoy en día, las brechas partidistas superan con creces las diferencias en otros datos demográficos clave.

El fenómeno Trump. La presidencia de Donald Trump ha tenido un gran impacto en la forma en que el mundo ve a Estados Unidos . Una media mundial de solo 22 por ciento tiene confianza en Trump para hacer lo correcto cuando se trata de asuntos internacionales, según una encuesta realizada la primavera pasada. La imagen de Estados Unidos en el exterior también sufrió un declive: solo 49 por ciento tiene una visión favorable, frente a 64 por ciento que la tenía al final de la presidencia de Barack Obama.

El imperio del rifleAproximadamente cuatro de cada diez estadounidenses dicen que viven en una casa que posee armas, mientras que tres de cada diez dicen que personalmente poseen una pistola . La protección encabeza la lista de razones para poseer un arma. Y la mayoría de los propietarios de armas (74 por ciento) dicen que el derecho a poseer un arma de fuego es esencial para su sentido personal de libertad. Cerca de tres cuartas partes (73 por ciento) dicen que no pueden verse a sí mismos alguna vez sin poseer un arma. La posesión de armas es más común entre hombres, blancos y aquellos que viven en áreas rurales.

Restricciones a los medios de comunicación. Demócratas y republicanos no están de acuerdo –ahora más que nunca– con el papel (del gobierno) como “guardián” de los medios de comunicación . Aproximadamente nueve de cada diez demócratas dicen que las críticas de los medios evitan que los líderes políticos hagan cosas que no deberían hacerse, en comparación con el 42 por ciento de los republicanos que dicen esto. Se trata de la brecha más amplia en las encuestas del Centro de Investigación Pew llevadas a cabo desde 1985.

Expansión musulmana. Se prevé que los musulmanes serán el principal grupo religioso de mayor crecimiento en el mundo en las próximas décadas. Para el año 2035, se estima que el número de bebés nacidos de musulmanes exceda los nacimientos de cristianos, principalmente debido a la población relativamente joven de los musulmanes y las altas tasas de fertilidad. La población musulmana en Europa, que ahora representa el 4.9 por ciento de la población total, seguirá aumentando . Incluso si no hay una nueva migración en las próximas décadas (un escenario improbable), se espera que la participación musulmana de la población de la región aumente a 7.4 por ciento para 2050.

Pérdida de identidad hispana. En Estados Unidos, la identidad hispana se desvanece a través de las generaciones a medida que crece la distancia de las raíces de los inmigrantes. Las altas tasas de matrimonios mixtos y la disminución de la inmigración están cambiando la forma en que algunos estadounidenses con ascendencia hispana ven su identidad. La mayoría de los adultos de Estados Unidos con ascendencia hispana se identifican como hispanos, pero 11 por ciento de ellos (cinco millones de personas) no lo hacen. Si bien casi todos los adultos inmigrantes de América Latina o España dicen que son hispanos, esta proporción disminuye en la tercera o cuarta generación.

Diferencias por sexos. Los estadounidenses ven diferencias fundamentales entre hombres y mujeres, pero los hombres y las mujeres tienen puntos de vista diferentes sobre la causa de estas diferencias . La mayoría de las mujeres que ven las diferencias entre hombres y mujeres, las identifican en la forma en que las personas expresan sus sentimientos, se destacan en el trabajo y se hacen cargo de la crianza de los hijos. Además, dicen que las diferencias entre hombres y mujeres se basan principalmente en las expectativas de la sociedad. Los hombres que ven diferencias en estas áreas tienden a creer que la raíz es biológica.

La rebelión de los robots. Muchos estadounidenses esperan que ciertas profesiones estén dominadas por la automatización durante su vida , pero pocas ven sus propios trabajos en riesgo. Aproximadamente tres cuartas partes de los estadounidenses piensan que es realista que los robots y las computadoras algún día realicen gran cantidad de trabajos actualmente realizados por seres humanos. La mayor parte de los encuestados piensan que trabajos como los repartidores de comida rápida o los procesadores de reclamaciones de seguros, los realizarán las máquinas dentro del horizonte de sus vidas. Sin embargo, solo 30 por ciento de los trabajadores estadounidenses esperan que sus propios trabajos o profesiones se automaticen.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día