Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Niños peruanos le cantan en quechua a Tayta Dios

HUANCAVELICA
Comparte

¿Qué piden estos niños a más de tres mil metros sobre el nivel del mar?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

¿Qué fuerza esconden en sus pulmones en la cordillera de los Andes?. Los niños “cantores de Huancavelica” se han propuesto danzar con alegría. Ellos buscan descubrir “Quien, Niñito” “te ha traído a estas tierras de lágrimas” .

Más de 40 niños danzan sobre la hierba y las rocas de las montañas en la sierrra sur del Perú. Se trata de la danza denominada chopccada. Los danzantes animan a todos a cantar con alegría. El villancico interpretado en quechua se compartió a través de las redes sociales y generó más de 16 mil reproducciones.

Provisto de panderetas, quenas y zampoñas los pequeños dedican varias horas de ensayo a esta pieza musical que pide alegrar “al bebecito de oro”, “al niñito de perlas”. Con mucho esfuerzo de sus padres consiguieron confeccionar sus túnicas con telas roja y blanca distintivo del grupo de acólitos de la parroquia el Sagrario en Huancavelica.

Música de altura

El villancico Pitaq Niñucha ( quién, niñito ) grabado en la plaza y el puente de la comunidad de sacsamarca logró cautivar la atención de los cibernautas tan solo en 48 horas cuando fue subido a las redes sociales.

En 2016 el grupo de niños dirigidos por el sacerdote Carlos Bonifacio párroco de la parroquia el Sagrario realizó un desafío contar en imágenes a través de un video clip las tradiciones recogidas por la música de los chopccas. “Diospa Churin”, ( hijos de Dios ) fue la primera producción musical que tiene hasta ahora 42 mil reproducciones.

Estos villancicos son inéditos. López Bonifacio afirmó que estos cantos son parte del acervo cultural navideño huancavelicano. Los cantos en quechua no son conocidos, lo que se busca es conservarlos, comentó para la prensa local.   

De esta forma se impulsa en la región Huancavelica la música en los niños para promover en una de las zonas más vulnerables del país la creación de una escuela de música.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.